18 Tradiciones mexicanas que los extranjeros nunca podrán entender o nosotros explicar

18 Tradiciones mexicanas que los extranjeros nunca podrán entender o nosotros explicar33shares

Todos los países cuentan con sus propias costumbres y tradiciones que pueden parecer extrañas para el resto del mundo. Sin embargo, las costumbres de los mexicanos son tan únicas que, aunque te explicáramos, jamás lograrías entenderlas. ¡Ya que son muy singulares!

Sin embargo, si no eres mexicano, y deseas entender nuestras maravillosas tradiciones, aquí te dejamos unas breves explicaciones. Pero si lo eres, ponte cómodo mientras das un pequeño recorrido por la hermosa cultura de nuestra amada México...

¡Sigue desplazándote para saber más al respecto!

Si amas todas estas costumbres tanto como nosotros, entonces COMPÁRTELAS con tus amigos. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas.

1. "Mordida" 

Es una bonita tradición donde los invitados corean al unisono  "que le muerda, que le muerda, que le muerda..." o "mordida, mordida, mordida" al cumpleañero para después embarrarlo al pastel. 

2. Vestir al Niño Dios para luego pasearlo.

El 2 de febrero, en México, se celebra el "levantamiento" del Niño Dios, el cual consiste en vestir al niño con ropas elegantes para llevarlo a bendecir. Sin embargo, hay quienes prefieren vestirlo de doctor, bombero, policía, etc.

3. Día de muertos.

Es prácticamente imposible contarle esto a un extranjero sin que te vea con cara de WTF. Cada año, los mexicanos reunimos los aperitivos que más les gustaba a nuestros muertos y se los dejamos en una ofrenda para que los disfruten por la noche. Obviamente la comida no desaparece, simplemente se comen su "esencia".

4. "Las calaveritas" 

Las "calaveritas" son como poemas en los que dices algo como "estaba la maestra de mate, enseñando a multiplicar, cuando llegó la calaca y se la metió al costal". Con esto no queremos desearle la muerte, de hecho, es como una muestra de afecto. 

5. Quemar a un muñeco de cartón tamaño real.

En Semana Santa, se hacen muñecos llenos de papel y explosivos para ser quemados durante las fiestas. Con esto se busca "quemar a Judas", aunque algunas personas también crean muñecos de políticos, actores y otras personalidades que merecen el desprecio de los mexicanos.

6. Pegarle a la piñata.

Esto es súper divertido y emocionante. Mientras la persona intenta golpear a la piñata, los demás niños intentan no salir heridos de un palazo.  A veces se hace con los ojos cerrados. 

7. Celebrar en el panteón.

Literalmente es celebrar. O sea, comemos, tomamos unos tragos y tenemos una pequeña fiesta con música en vivo donde descansa nuestro ser querido, aunque es solo en el Día de los Muertos. Imaginen tener que decirle a un extranjero que no puedes contestar el teléfono porque estás bebiendo junto a la tumba de tu abuelita.

8. Usar una estructura pirotécnica con forma de toro para perseguir a la gente.

¿Por qué hay tantas tradiciones que ponen en riesgo nuestras vidas? En definitiva, esto no lo entenderá jamás un extranjero.

9. La rosca de reyes

Aunque no es una tradición de origen mexicana, está muy arraigada. Todos aman esta deliciosa rosca, pero tienen miedo de que les toque el muñequito. 

De hecho, hay quienes intentan comérselo para no tener que comprar los tamales.

10. Regalarle a la quinceañera una muñeca idéntica a ella.

Las fiestas de quinceaños están full de tradiciones y protocolos. Pero la cosa más rara es que tengan que regalar una "última muñeca" que sea idéntica a la quinceañera.

11. Llevar un "ojo de venado" para repeler las malas energías.

Descuida, no es un ojo de verdad, es solo una semilla. Se supone que si un bebé usa una de estas pulseras, estará protegido de todo el mal de ojo del mundo.

12. Colgarte de cabeza para pedir que llueva a los dioses.

Los famosos "voladores de Papantla" suben a un palo de 20 metros para luego descender de cabeza, amarrados de los pies, mientras alguien toca una melodía desde arriba.

13. Sacar a pasear a tu San Judas los 28 de cada mes.

En la Iglesia de San Hipólito de la Ciudad de México, puedes ver a la gente con sus figuras de gran tamaño o vestidos como el santo para asistir a una fiesta "religiosa" que al final de la noche se convierte en un perreo súper extremo.

Aunque a veces no todo sale como esperamos. 

14. Todas las fiestas mexicanas incluyen tamales.

Absolutamente TODAS las festividades se celebran con tamales. Es decir: en cumpleaños, quinceaños, bodas, bautizos, funerales y graduaciones. Así que este manjar no es solo para fechas especiales, es para cualquier momento.

15. Las posadas

Recrear con tus vecinos la peregrinación de María y José en Diciembre mientras cantas "En el nombre del cie-e-e-lo yooo pido posaaaadaa" ... 

16. Baile tradicional con machetes.

En algunas regiones del país se llevan a cabo unos curiosos bailes en donde los hombres llevan machetes con los que hacen malabares. Aunque algunos usan imitaciones de cartón, hay otros que usan machetes de verdad y hacen sus actos con los ojos tapados.

17. Toritos de petate 

18. Recrear la crucifixión de Cristo de manera MUY real.

Si creíste la pasión de cristo de Mel Gibson era fuerte, entonces no has visto la que hacen en Iztapalapa. Allá hacen TODO un evento para simplemente elegir al hombre que representará a Cristo. Y sí, tiene que cargar una pesadísima cruz mientras recibe latigazos de los "romanos".

Y tú, ¿qué opinas de estas extrañas pero hermosas tradiciones?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR