16 Hechos perturbadores sobre los asesinos en serie que te pondrán los pelos de punta

16 Hechos perturbadores sobre los asesinos en serie que te pondrán los pelos de punta0shares

Un asesino en serie se define como alguien que mata a tres personas o más durante un lapso de 30 días o más, con un período de enfriamiento entre cada asesinato, y cuya motivación se basa en la gratificación psicológica que le proporciona dicho crimen.​ Los asesinos en serie están específicamente motivados por una multitud de impulsos psicológicos, sobre todo ansias de poder y compulsión sexual. Los crímenes suelen ser llevados a cabo de una forma similar, y las víctimas, a menudo, comparten alguna característica (por ejemplo, ocupación, raza, apariencia, sexo o edad). 

Por lo general son de sexo masculino y poseen una “máscara de cordura”, lo que significa que en la superficie parecen ser normales y respetuosos de la ley, con una actitud agradable. Sin embargo, bajo su fachada son psicópatas que no tienen la capacidad de empatizar con el sufrimiento de sus víctimas.

Estos son algunos de los hechos más perturbadores acerca de algunos de los más despiadados asesinos en serie de la historia.

1. Jeffrey Dahmer 

Le dio a sus vecinos de edificio sándwiches que posiblemente estaban hechos con la carne de sus víctimas. En el documental "El archivo de Jeffrey Dahmer", una de sus vecinas, Pamela Bass, dijo que piensa cada día de su vida en que probablemente comió carne humana por accidente.

Dahmer no usó sus lentes en la corte durante su juicio, porque el contacto visual le hacía sentir incómodo.

Y la vida de una de sus víctimas se pudo haber salvado, pero Dahmer era tan encantador que la policía no sospechaba de él.

2. Rodney Alcala

También conocido como "El asesino del juego de las citas", ganó un episodio del programa "El juego de las citas" en 1978, justo en el medio de su frenesí asesino. En 2012, la mujer con la que ganó la cita hace tantos años dijo que en realidad nunca llegaron a quedar, porque él le pareció "espeluznante" cuando lo conoció tras bastidores.

3. El destripador de Gainesville

Posaba los cuerpos sin vida de sus víctimas para amplificar lo cruento de la escena para cuando llegaran las autoridades.

4. H.H. Holmes 

Alguna vez vendió los esqueletos de sus víctimas a escuelas médicas.

5. El asesino BTK, Dennis Rader

Asechaba a sus víctimas y luego entraba a sus casas para esperarlas antes de matarlas.

6. Robert Pickton 

Molió los cadáveres de sus víctimas y se los dio de comer a los cerdos de su granja. Confesó haber matado 49 mujeres y dijo que le habría gustado llegar al número redondo 50.

7. Ted Bundy 

Considerado uno de los asesinos en serie más prolíficos de todos los tiempos, irónicamente solía trabajar en una línea para suicidas. Fue oficialmente relacionado con más de 36 asesinatos, a pesar de que pasó mucho tiempo convenciendo a gente que no se mataran. Además, nunca admitió el verdadero número de mujeres que asesinó. Cuando la cuenta oficial llegó a 36, él solapadamente dijo "agreguen un dígito". Así que pueden haber sido 361, 136 o algo así. Nunca lo sabremos.

8. Richard Ramirez

Conocido como "El acechante nocturno", con frecuencia escogía casas al azar y entraba por puertas o ventanas sin trancar. Algunas veces robaba objetos valiosos, algunas veces violaba y algunas veces mataba. Todo dependía de cómo reaccionara con él la víctima.

9. Joe Metheny

Conocido como "El Canibal," mezclaba la carne de sus víctimas con carne animal y las vendía como hamburguesas en su puesto de comida. Dijo "si las mezclas nadie puede darse cuenta".

10. Ed Kemper

Conocido como el asesino co-editor, narró cientos de libros en cintas para las personas ciegas mientras estaba en prisión en los años '80s. Kemper, quien confesó ocho crímenes en 1973, estaba a cargo del programa de su prisión que beneficiaba a los ciegos y se ganó dos premios por este servicio.

11. Henry Lee Lucas

Cuando la policía le preguntó por qué no se unió a Ottis Toole, su compañero de crímenes, cuando asó en la parrilla a sus víctimas para comérselas, replicó "no me gusta la salsa barbacoa".

12. Albert Fish 

Solía empujar tachuelas y agujas dentro de su ano y su escroto sólo para sentir el dolor. Lo intentó por primera vez luego de que su primera esposa lo dejara y luego siguió haciéndolo cada vez con más frecuencia en los años venideros.

También le escribió una carta a los padres de una de sus víctimas describiendo lo bien que sabía su cuerpo.

13. Richard Chase

Capturaba pequeños animales y los devoraba crudos, algunas veces licuando sus cadáveres con Coca Cola para hacer una merengada.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR