15 Razones Por Las Que Nunca Deberías Tener Un Gato...¡No te dejes Engañar!

15 Razones Por Las Que Nunca Deberías Tener Un Gato...¡No te dejes Engañar!37shares

Para muchos amantes de los animales, los gatos pueden ser una hermosa compañía y su cuidado bastante sencillo, pero realmente tenerlos en casa representa una responsabilidad seria, al punto de traer numerosos inconvenientes.

¿Por qué son difíciles de tener? Pues, tienden a ser animales complicados, no son apegados y no necesitan de tu presencia en lo absoluto; es como si te hicieran el favor de estar contigo y de cierta forma lo hacen: te toleran. Toda aquella persona que haya tenido o tenga un gato sabe de esto. En ocasiones, aunque te brinden cariño, puedes llegar a sentir que eres un vil sirviente de su majestad.

Si estás a punto de caer en la trampa y adoptar a uno, te aconsejo que leas primero todos estos puntos para que cese tu empeño porque podrías salir perjudicado y con secuelas de por vida. Si ya lo tienes, que Dios te ayude.

En la mañana, la mayoría de las personas se despiertan con una alarma para comenzar su jornada diaria. 

A partir de que tengas un gato, será él quien te levante.

Su "Majestad Felina Real" siempre debe tener su desayuno servido a las 4:50 de la mañana y ¡ni un minuto más tarde! 

Sino es así, te habrás ganado una cara tan despectiva como esta.

Está de más decir que la comida les sabe mejor en el suelo que en su plato.

Y hablando del postre, este particular animal se comerá tu torta con la excusa de guardarla para que no se caiga de la mesa.

Tu "lindo gatito" estará sin descanso todo el día acechándote, criticando de paso mentalmente todo lo que haces.

"¿Privacidad? No, ¡jamás hemos escuchado hablar sobre ella!"

Realmente, es una gran incógnita si estos animales te permitirán alguna vez usar tu baño con tranquilidad.

Este encantador dictador ni siquiera deja que su dueño utilice la silla para trabajar.

No dudes ni por un segundo que los gatitos se apoderarán también de toda tu cama.

Créelo, si tu gatito ha decidido robarte a tu marido, nada lo va a detener.

Otra cosa, los gatos nunca se sentirán avergonzados, no importa lo que hagan.

Por el contrario, siempre se sentirán orgullosos de sus actos.

También son particularmente buenos echándole la culpa a los demás de sus acciones.

Estos traviesos de cola peluda, duermen con la conciencia tranquila, sólo para despertar a su dueño nuevamente a las 4:50 de la mañana al siguiente día.

Los gatos se sientan literalmente en tu cabeza. Pero todavía así los quieres, ¿verdad?

Y tú, ¿ya te decidiste a tener uno o lo pensarás mejor? Deja tus COMENTARIOS y no olvides COMPARTIR con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR