15 Problemas de los Traseros Grandes

15 Problemas de los Traseros Grandes5.4kshares

Algunas de nosotras tienen un poco de equipaje extra en el maletero trasero y algunas veces es lo peor.Casi todo lo que parece una tarea normal realmente no lo es cuando se tiene un gran trasero. De alguna forma, las personas siempre encuentran preguntas que hacer sobre tu trasero.Si eres menos "afortunada", permítame ilustrarte sobre algunas de las luchas que se debe enfrentar por tener un gran trasero.

Aquí hay 15 cosas que sabes demasiado bien, o que debes estar contento de no saberlo:

1. Usted tiene un calzón chino constante.

Tienes que revisar mucho tu ropa interior para no perderla.

2. Las personas asumen que eres muy buena bailando.

O que al menos puedes menearlo.

ESPERA... ¿QUÉ?

3. Las personas hacen muchas bromas de ti.

La gente dirá: "Oh, mira su trasero". Suficiente, suficiente.

4. Siempre estás golpeando cosas.

Tu trasero es tan grande que siempre encontrará objetos en su camino.

"Traicionada por el trasero"

5. Los últimos de secundaria guardan el mejor material para ti.

"¿Podemos pretender que los últimos 15 segundos nunca pasaron?"

6. Entrar o salir por espacios pequeños es una lucha.

Alguna persona quedará noqueada por mi trasero y no me sentiré mal por eso.

¡OH CIELOS!

7. Siempre estás al tope cuando tienes que marcar a tus amigos.

8. Sentarse en asientos públicos es lo peor.

"Quiero estar cómoda.
Que..
No logro ponerme cómoda...
Ehhh
Ehh
No"

9. Tienes que probarte todo cuando vas de compras.

10. De hecho, comprar pantalones es lo peor.

11. La gente siempre quiere tocarte.

"No tienes que sujetarme tan apretado.
Oh, eso no es apretado".

¿Es real?, ¿está firme? La gente necesita saberlo.

12. Necesitas mucho espacio para subir las escaleras.

13. Tu ropa interior siempre se ve a través de la ropa.

¡Vamos a desnudarnos!

14. Siempre estás mostrando de más.

"MIS OJOS"

15. Sentarse en un mueble diferente es una experiencia interesante.

¿Cómo sabes si vas a caber o no?

"No esperaba eso"

Pero señoritas, no deberían preocuparse tanto de eso. Tener un gran trasero trae sus ventajas.

"Justo cuando pienso que estoy fuera de sus nalgas, me vuelve a meter".
DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR