15 Errores que todos cometemos y que destruyen nuestros teléfonos poco a poco

15 Errores que todos cometemos y que destruyen nuestros teléfonos poco a poco0shares

Hay un montón de cosas que la mayoría de nosotros solemos hacer todos los días y que sin saberlo pueden llegar a afectar nuestros teléfonos inteligentes de maneras insospechadas, trayendo consecuencias muy reales y desagradables para nosotros. Y es que muchos de nosotros dependemos de esos pequeños aparatos para mantenernos comunicados con el mundo de forma permanente, tanto por razones de trabajo como por otras razones menos serias pero igual de importantes, como los son las relaciones sociales y familiares, por lo que es más que obvio que todos queremos que idealmente estos aparatos funcionen correctamente el mayor tiempo posible y lo cierto es que esto no es tan difícil de lograr, si tan sólo seguimos unas reglas muy simples de cuidado.

Hoy en Buenamente.com hemos recopilado para ustedes una lista de todas esas cosas que debes dejar de hacer inmediatamente si quieres que tu amado teléfono inteligente tenga una larga y productiva vida a tu lado.

Mantener el teléfono prendido 24/7

Esto disminuye la expectativa de vida de sus componentes, por lo que te recomendamos que lo apagues cada vez que tengas oportunidad, como por ejemplo cuando te vas a dormir, mientras ves una película o asistes a un concierto.

Exponer el teléfono a la humedad

Si bien todos sabemos que no debemos sumergir nuestros teléfonos en el agua, muchos no estamos conscientes que incluso pequeñas cantidades de humedad, como la presente en un posa vasos del carro que aún contiene humedad condensada por un vaso que contuvo poco antes o una toalla húmeda puede dañar el teléfono, así que evita colocarlo en cualquier superficie húmeda, así sea muy poca la humedad que contiene.

Dejar el teléfono enchufado por horas

No hay ningún beneficio en cargar el teléfono luego de que la batería llega al 100%, por el contrario, dejar el aparato conectado por largos períodos de tiempo puede hacer que se recaliente. Y si lo dejas cargando bajo la almohada o sobre el edredón peor aún, porque así acumulará más calor aún.

Instalarle malware

Descargar aplicaciones de terceras partes no es buena idea, porque suelen contener virus y otras formas de programas malignos que pueden dañar tu teléfono. Sólo descarga aplicaciones de las tiendas oficiales. 

Dejar tu teléfono en el bolsillo de atrás

Cualquier teléfono muy delgado puede doblarse al ser llevado en el bolsillo trasero del pantalón, además que llevarlo allí aumenta las posibilidades de que te lo roben, de que te sientes sobre él o de que termine dentro del inodoro cuando te bajes los pantalones para usar el baño.

Tratar de limpiar las cavidades del teléfono en casa

Por supuesto que nadie quiere un teléfono lleno de polvo, pero es preferible llevarlo para que lo limpien profesionalmente, ya que introducir cualquier cosa en las cavidades de tu equipo puede dañar sus delicadas partes.

Usar cargadores y audífonos de imitación

Debido a diferencias en el voltaje y a los componentes defectuosos, algunos cargadores de imitación pueden incendiarse. Mientras que los audífonos de imitación pueden dañar el conector del teléfono debido a que la clavija puede ser de tamaño mayor.

Reemplazar la batería original con una imitación

La batería es el corazón del teléfono, su motor. Si necesitas sustituirla fíjate que sea por una original, porque de lo contrario la esperanza de vida de tu teléfono se reducirá dramáticamente.

Meter el teléfono a la cartera sin forro

El forro no es sólo cuestión de estética o moda, ya que es una verdadera ayuda para proteger tu teléfono de la suciedad, los golpes y las rayaduras.

Caminar por la calle con el teléfono en la mano

El 40% de los robos de iPhones el año pasado ocurrieron mientras el dueño lo tenía en la mano mientras caminaba por la calle hablando en alto voz. Así que intenta ser más precavido mientras camina por la calle.

No limpiar el interior del teléfono

No dejes de limpiar el interior de tu teléfono, ya que mucho polvo puede metérsele y dañar sus componentes. Si no eres bueno con la tecnología, pídele ayuda a un profesional para hacerlo.

No actualizar el software del teléfono cuando éste lo indique

Si el hardware es el cuerpo de tu teléfono, el software es su alma y su cerebro. Trata de mantenerlo al día y nunca descargues de fuentes poco confiables para evitar que tu teléfono se dañe o que tu información sea robada.

Enchufarlo sin cuidado

Enchufar tu teléfono sin mirar bien, con poco cuidado o a la fuerza puede resultar en un daño permanente en el pin de carga. Los contactos eléctricos son mucho más delicados de lo que parece.

Dejar el teléfono bajo el sol

Incluso la luz del sol a través de una ventana puede recalentar tu teléfono. El cambio no será visible, pero el recalentamiento daña seriamente la batería y la productividad de tu teléfono e incluso puede dañar el chip del sistema.

Hacer caso de consejos locos leídos en internet

Al menos una vez, todos hemos creído que podemos hacer algo luego de mirar un video de YouTube. Sin embargo, las fuentes poco confiables nos proveen una y otra vez con trucos que no es muy seguro que sean útiles, sino que potencialmente pueden dañar tu teléfono.

¿Practicas alguno de estos malos hábitos? ¡Cuéntanos en los comentarios y comparte estas útiles recomendaciones con todos tus contactos!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR