15 errores que toda madre primeriza comete con su recién nacido

15 errores que toda madre primeriza comete con su recién nacido47shares

Toda madre puede sentirte muy emocionada con la llegada de su bebé. Ya sea que lo estuviera esperando por años o no, a veces esa emoción puede llevarnos a cometer algunos errores de los que luego podrían lamentarse más adelante. Es por eso que hemos decidido ayudar a estas nuevas mamás.

A continuación, te dejamos 15 errores que las madres suelen cometer con su bebé sin siquiera darse cuenta. Desde sacudir al pequeño para calmarlo, hasta alimentarlo con leches especiales, son algunas de las cosas "rutinarias" que las madres hacen sin siquiera pensar en las consecuencias...

¡Sigue desplazándote para saber más al respecto!

Si no sabías las consecuencias de algunas de estas acciones maternales comunes, entonces COMPARTE esta nota con tus amigos. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas.

1. Comprar cosas innecesarias para el bebé.

Entendemos que las madres quieran lo mejor para su bebés y por eso compran todo aquello que consideren que pueda ser útil. Sin embargo, muchas de esas cosas realmente cuestan dinero y algunas no son tan necesarias como creías. De hecho, suele suceder que compran cosas que nunca llegan a ser usadas.

Trata de comprar solo lo necesario, así podrás ahorrar un poco de dinero para el futuro de tu hijo.

Ten en cuenta que tu pequeño crece mucho más rápido de lo que esperas, así que comprar montones de ropa -por muy linda que parezca- puede resulta una decepción en el futuro. Abstente a lo necesario, como pañales o productos del cuidado, una cuna y cosas que sabes que podrán usar por más tiempo.

2. Planificar su futuro demasiado pronto.

Aunque planear con anticipación es bueno, pero pensar qué querrá ser tu bebé cuando crezca es demasiado pronto. Está bien que quieras ser una buena mamá y desees lo mejor para el futuro de tu pequeño, pero no debes olvidar que ellos también piensan y sienten.

No siempre las cosas que las madres quieren son las misma que sus pequeños desean.

Y, en ocasiones, las madres puede infligir un daño a largo plazo a sus hijos cuando intentan imponer un futuro planeado. Bríndales la oportunidad de elegir y está presente para guiarlos en el mejor camino. Puede que sepas qué es lo mejor para tu pequeño, pero no puedes elegir por ellos. Así que deja que comentan algunos errores para aprender de ellos.

3. Mecer o sostener demasiado apretado.

Los bebés son muy frágiles, por lo que deben ser tratados con mucho cuidado. Sin embargo, a veces las madres no saben el peligro al que someten involuntariamente a su bebé. Por ejemplo, mecer demasiado, abrazarlo muy fuerte y sostenerlos demasiado cada vez que están llorando puede causar problemas en el futuro.

Entendemos que es un poco estresante cuidar a un pequeño, pero cualquiera que sea la frustración que siente la madre no debe reflejarse en la manera en la que trata a su hijo.

Si sientes que vas a perder el control, entonces intenta no estar cerca del bebé. Las madres deben mantener su cabeza fría y no perder el control de sus emociones, para así no apretar o mover demasiado brusco a su pequeño.

4. Dar otros alimentos a parte de leche.

La leche materna es el mejor alimento para los recién nacidos. Sin embargo, algunas madres se emocionan tanto con el desarrollo de su pequeño que empiezan a darles cereales o productos blandos para que su bebé se vaya acostumbrando a la vida de "niño grande".

No obstante, darle cualquier tipo de alimento diferente a la leche antes de los 4 meses puede provocar problemas estomacales y gases.

Las madres primerizas deben tener en cuenta que el sistema digestivo del bebé es inmaduro, por lo que no podrá digerir adecuadamente nada que no sea leche. Así que si no quieres tener problemas futuros, no alimentes a tu pequeño con comidas que no podrá tolerar.

5. Eliminar la lactancia materna.

Como dijimos anteriormente, la leche materna es la mejor opción a la hora de alimentar a los bebés. Sin embargo, muchas madres desisten de la lactancia debido a su vida ocupada o porque no se sienten cómodas alimentando a su pequeño de esta manera.

Las fórmulas para bebés solo deberían usarse cuando la madre biológica no pueda alimentar al pequeño o no haya otro medio.

De hecho, las fórmulas no son un verdadero sustituto de la leche materna, por lo que solo se recomienda usar luego de 6 o más meses después del nacimiento del pequeño. Así que si deseas proporcionar todos los nutrientes y vitaminas que tu bebé necesita para su desarrollo, no debes quitarle el seno antes de tiempo.

6. No limpiar al bebé correctamente.

La higiene es sumamente importante, ya que es la razón por la cual tu bebé no adquiere enfermedades y se mantiene sano. De hecho, mantener una buena higiene puede salvar a tu recién nacido de enfermedades fatales, ya que la negligencia en estos casos pueden hacer que bacterias dañinas entren en el cuerpo del pequeño.

Algunas mamás no están tan preocupadas por ese tema, pero es porque no son conscientes de los peligros.

Para garantizar una buena higiene a tu bebé, las madres siempre deben esterilizar cualquier objeto que pueda entrar en la boca del pequeño, también deben mantener su manos limpias cuando vayan a tomar al bebé y bañarlo regularmente.

7. Calmar al bebé sacudiéndolo.

Por lo general, las madres usan "temblores" para calmar a su recién nacido, pero es muy probable que no sepan que pueden estar haciéndolo mal. Jamás debe calmar a un bebé con sacudidas bruscas, ya que pueden causar lesiones en la cabeza que conducen a hemorragias, incapacidad permanente o hasta la muerte del pequeño.

Entendemos que no es nada fácil calmar a un bebé enojado, pero las madres deben mantener la calma y hacer lo posible para relajar a su pequeño.

Independientemente de como se sienta la madre, jamás debe sacudir a su bebé. Así que en lugar de sacudirlo, intenta arrullarlo con movimientos suaves y sonidos agradables.

8. Uso incorrecto del asiento para coches.

Todos sabemos que las madres tienen buenas intenciones para su pequeño, pero a veces sus medios no son los más adecuados. De hecho, algunas mamás pueden volverse un poco descuidadas para estar atentas a otras cosas. Un claro ejemplo de esto es colocar el asiento del coche con imprudencia.

Las madres deben asegurarse de amarrar bien los asientos del bebé en el coche, así como también asegurarse de adquirir el asiento más adecuado.

Como sabemos, los recién nacidos no tienen control sobre sus cuellos, por lo que necesitan un asiento que tenga algún tipo de reposacabezas. También es esencial que tanto el bebé como el asiento esté bien abrochado para mantener al pequeño seguro en caso de accidente.

9. Dormir con el bebé.

Es comprensible que los padres quieran dormir mientras su pequeño duerma y está bien que lo hagan, pero deben tener cuidado con dormir junto a su bebé. Se han reportado varios casos de padres que se dan la vuelta con el bebé mientras están profundamente dormidos, sofocándolos.

Para evitar comprometer la vida de su bebé, las madres que saben que se mueven mucho mientras duermen, simplemente no deben dormir junto al pequeño.

Si deseas dormir junto a tu pequeño sin ponerlo en peligro, puedes probar instalar la cuna de tu pequeño junto a tu cama, así podrás estar tan cerca como quiera sin preocuparse de tu conducta mientras duermes.

10. Leer demasiados libros para mamás.

Es completamente natural que las madres deseen estar preparadas para todo. Y leer guías, libros y consejos para madres pueden ayudar. Sin embargo, deben tener en cuenta que no siempre esos consejos se aplican para todos los casos.

De hecho, hay ocasiones en que esas guías para madres ni siquiera tienen razón.

Las madres debe entender que no todos esos consejos se aplican para su hijo y que esos consejos suelen estar sujetos a las experiencias del autor. Así que ya lo sabes, no desconfíes de tus instintos maternales por confiar en lo que dicen algunos libros que acaban de leer.

11. Encender la televisión.

En ocasiones, la televisión puede ser buena para el bebé, también hay un aspecto negativo. Los padres deben saber que la TV puede ser perjudicial para la salud del bebé a largo plazo. Ya que el cerebro en desarrollo del pequeño puede verse afectado por la exposición a la radiación, así como también puede afectar a la vista.

Estudios han demostrado que la sobreexposición del televisión y computadora afecta la concentración y la capacidad del bebé de aprender cosas nuevas.

Por lo que si quieres que tu bebé crezca sano, evita exponerlos tanto a aparatos llenos de radiación. En lugar de eso, mantenlo ocupado con cosas entretenidas y más sanas.

12. Besar en la mejilla.

Las madres pueden ser muy apasionadas con su recién nacido, ya que inspiran una felicidad inconmensurable, por lo que suelen ser muy afectuosas con su pequeño y besen constantemente a su bebé. Es cierto que los bebés necesitan recibir el amor de sus padres, pero es importante que los padres consideren lavarse las manos y cepillarse los dientes a la hora de manejar al bebé. 

La felicidad del momento hace que los padres se olviden de lo que debe o no hacer al momento de cuidar a su hijo.

Mientras que el contacto humano es crucial para el desarrollo del bebé, también lo es la higiene de los padres. Como dijimos anteriormente, a través de una buena higiene, no solo del bebé sino del padre, se puede garantizar el buen desarrollo y salud del pequeño.

13. Quitarle el chupete demasiado pronto.

El chupete es imprescindible para el bebé, además de que verlos mascar su chupete es como lo más lindo del mundo. Un chupete le brinda comodidad, diversión y lo calma. Si bien es cierto que algunos bebés tienen dificultades para abandonar el chupete cuando crecen, no se les deben quitar demasiado pronto.

Recuerden que el bebé piensa que ese chupete es el pecho de su madre.

Así que al quitárselo, es como si también alejaran a su madre. Quitar el chupete demasiado pronto puede hacer que el bebé se irrite más fácilmente y llore mucho. Por lo que es importante que las madres sepan cuándo es el momento oportuno para quitárselo.

14. No tomar en cuenta la procedencia del agua.

En ocasiones, es inevitable que los bebés deban tomar fórmulas en lugar de leche materna. Y mientras las madres solo se aseguran de comprar la fórmula adecuada, no toma en cuenta el agua con la cual prepara la formula de su pequeña bendición.

Algunos tipos de agua potable pueden hacer que entren bacterias al cuerpo del bebé. Y existen muchas bacterias dañinas que se encuentran en el agua.

Estudios han demostrado que hay altos niveles de nitrato en los pozos y que este ion poliatómico es tan peligroso que podría ser fatal para un recién nacido. Por eso se recomienda amantar al bebé hasta los 6 meses, cuando ya es seguro ingerir otra cosa. Pero en caso de que no sea posible, se debe hervir el agua al menos 10 minutos para eliminar cualquier contaminante.

15. Ignorar al bebé.

Muchas personas piensan que ignorar a un bebé que llorar está bien, ya que se detendrá si no se le presta atención. Pero ocurre todo lo contrario. Estudios han demostrado que los bebés que lloran y son ignorados tienen problemas de actitud cuando crecen, convirtiéndolos en más agresivos.

Muchas madres no saben que ignorar a su bebé le causa un daño psicológico que lo afectará en el futuro.

Las personas deben entender que no se debe entrenar a un recién nacido. Es muy importante que las madres presten atención a sus pequeños y que dejar al niño sin supervisión solo le causa estrés.

Y tú, ¿cometiste alguno de estos errores? ¿Conoce algún otro?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR