14 Señales de que el agotamiento emocional está deteriorando tu vida y cómo superarlo

14 Señales de que el agotamiento emocional está deteriorando tu vida y cómo superarlo34shares

Por lo general, nos sentimos muy orgullosos por ser capaces de administrar bien nuestro tiempo. Cumplimos con nuestras actividades en el tiempo establecido, siempre intentamos saber más de lo que debemos saber y nos adelantamos a los acontecimientos, aunque lamentamos que el día no tenga horas extras para poder hacer más.

Si bien nuestros padres nos consideran grandes trabajadores, nuestros amigos se sorprenden por cómo manejamos todo y pensamos que podemos hacer más, los psicólogos piensan que esto es una señal de que estamos al borde de sufrir un colapso emocional...  ¡Sigue leyendo para saber más al respecto!

Si desconocías los síntomas de este serio problema, entonces COMPARTE esta nota con tus amigos, ellos también deben estar enterados. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas al respecto.

Primero lo primero, ¿qué es el agotamiento emocional?

El agotamiento emocional, también conocido como Síndrome Burnout (o síndrome del quemado), es la enfermedad del "mejor estudiante". Sin embargo, esto no tiene ninguna relación con la escuela, es un estado emocional al que llegan las personas cuando intentan ser la mejor en todos los aspectos de la vida: en el trabajo, en la vida personal, en la relación y en todo.

Por lo general, las personas que viven bajo esa presión de excelencia y estrés no descansan lo suficiente.

De hecho, muchos de nosotros podemos sentirnos de esta manera en distintos momentos del día: ya sea cuando perdemos la conexión a Internet mientras enviamos un correo importante, cuando quedamos atrapados en un embotellamiento camino al trabajo e incluso cuando hay una interferencia en medio de una llamada telefónica. Existen cientos de factores que pueden desencadenar esta clase de agotamiento.

Cuando una persona permanece bajo tanto estrés, poco a poco se queda sin energía.

Lo que en última instancia puede llevar a una depresión grave o a sufrir de fatiga crónica. A continuación, te dejamos algunas claras señales de que el agotamiento emocional está afectando tu vida.

¡Si ves alguno de estos síntomas en ti, lo mejor es que te tomes las cosas con calma!

Estás moralmente exhausto.

Aún si no deseas admitir que estás cansado, existen distintos síntomas psicológicos que pueden presentarse de los cuales debes preocuparte:

1. Insomnio: pasas toda la noche pensando en tus problemas y en la mejor manera de solucionarlos, por lo que cuando te levantas en la mañana, estás tan agotado como en la noche anterior.

2. Enfado: te encuentras irritado. Cualquier cosa, por muy mínima que sea, te molesta.

3. Olvido: debes escribir todas las cosas importantes, aún aquellas que pensabas que jamás olvidarías. Tu mente no es capaz de retener nada por mucho tiempo.

4. Cansancio crónico: antes podías hacer muchas cosas durante el día: hacer ejercicio, trabajar, hacer compras, realizar tareas y más. Pero ahora no tienes la energía suficiente ni para ir al trabajo.

Te vuelves cínico y te apartas de los demás.

Por lo regular, muchos de nosotros pretendemos ser cínicos ya que creemos que es una señal de inteligencia o superioridad. Sin embargo, existen síntomas de cinismo que son nocivos para tu salud y que son señales de que sufres del síndrome burnout:

5. Pesimismo: piensas que nada bueno te acontecerá y no haces absolutamente nada para mejorar tu situación.

6. Disgusto por la comunicación: no solo deseas permanecer apartado, sino que te molesta el hecho que intenten incluirte en alguna conversación. Por lo general, las personas que suelen ser comunicativas se cierran cuando entran en este estado.

7. Falta de voluntad para ser responsable: no te importan las actividades, tareas o responsabilidades. Ignoras a los demás y deseas que los demás se olviden de ti.

8. Ausencia de satisfacción: empiezas a perder el gusto por todas las cosas que disfrutabas. Si padeces de este síntoma, es claro que te sientes emocionalmente agotado.

No estás satisfecho con lo que haces y te sientes inútil.

Esta sensación de vacío puede venir acompañada de otro grupo de síntomas del agotamiento emocional. En este estado, puedes sentir:

9. Tensión: sientes que te arriesgas a tener un ataque de nervios en cualquier momento si te esfuerzas demasiado.

10. Apatía: piensas que nada en la vida tiene sentido y que tus acciones no importan. Prácticamente, crees que nada en la vida vale la pena.

11. Ausencia del resultado: no obtienes los mismos resultados que antes, aún cuando inviertes mucho tiempo y esfuerzo.

Te sientes físicamente exhausto.

El agotamiento emocional también puede influir en tu cuerpo. Si notas algunos de los siguientes síntomas, consulta a tu médico para determina si es causado por el agotamiento emocional:

12. Enfermedad: te enfermas a menudo y tienes las defensas bajas.

13. Ansiedad: constantemente te sientes ansioso y tu ritmo cardíaco se eleva.

14. Falta de apetito: no deseas comer absolutamente nada. O comes en pequeñas porciones.

¿Qué debes hacer si notas estos síntomas?

Lo primero que debes hacer es aceptar que no puedes controlarlo todo y que, en ocasiones, no puedes complacer a todo el mundo. Eres una personas común, por lo que te puedes cansar de vez en cuando. 

Una vez que aceptes esto, entonces debes hacer lo siguiente:

1. Programa un horario manejable.

Crea un horario flexible que te permita tener tiempo para comer, descansar y relajarte. Si no estas acostumbrado a comer a ciertas horas, programa un recordatorio en tu teléfono. ¡Tampoco olvides beber mucha agua!

2. Practica ejercicios de respiración para superar la ansiedad.

Un gran ejercicio es el "4-7-8". El cual consiste respirar por la nariz mientras cuentas hasta 4. Mantener la respiración mientras cuentas hasta 7 y exhalar por la boca mientras cuentas hasta 8.

3. Realiza ejercicios cardiovasculares.

Prueba salir a caminar o trotar por las mañana. O practica alguna actividad que sea de tu agrado, como pasear en bicicleta.

4. Programa un masaje.

Los masajes ayudan a reducir los niveles de cortisol, la cual es la hormona del estrés. Así te sentirás más relajado y despreocupado.

5. Habla con alguien de confianza acerca de tu estado emocional.

No guardes tus problemas para ti mismo, intenta hablar con un especialista o con un buen amigo para hallar un poco de ayuda y consuelo.

Y recuerda, nadie es inmune al agotamiento emocional.

Así que no te culpes por sentirte agotado y sin energía. Intenta encontrar ayuda lo más pronto posible y tómate las cosas con calma.

Y tú, ¿alguna vez te has sentido así? ¿Cómo fue tu experiencia?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR