12 Maneras En Que Crecer Con Hermanos Te Ha Hecho Más Fuerte

12 Maneras En Que Crecer Con Hermanos Te Ha Hecho Más Fuerte3shares

Los hermanos realmente hacen una gran diferencia en tu vida. Yo crecí con cuatro hermanos mayores y aunque hubo días en los que hicieron mi vida algo dura por momentos, no puedo imaginar cómo hubiera sido mi infancia de no haber contado con ellos. Mis hermanos me han hecho una persona mejor en muchos sentidos. 

Gracias a ellos sé cómo un hombre debe tratar a una dama, soy suficientemente fuerte para defenderme en una pelea y sé lo que significa sentir que tienes una familia que te ama y haría cualquier cosa por ti. Si como yo eres una chica que creciste con hermanos varones, estoy muy segura de que sabes eso también. Aquí tienes 12 maneras en que crecer con hermanos te convierte en una mujer fuerte.

1. Tienes mucha paciencia.

Los hermanos te hacen una experta en esperar. No hay nada más difícil que esperar a que terminen de ver su programa para que puedas agarrar el control remoto de la televisión o esperar a que se aparten cuando necesitas ir a algún lugar y ellos se rehúsan a quitarse del medio.

2. Dices lo que piensas.

En cuanto a lo que se refiere a los hermanos, uno suele hablar primero y pensar después. Esto puede tener algunas consecuencias desagradables, pero al menos aprendes que algunas cosas simplemente tienen que decirse, incluso si son duras.

3. Tienes expectativas altas en lo que a hombres se refiere.

Ver cómo se comportan tus hermanos contigo y otras chicas que llevan a casa te enseña el trato que mereces de otro hombre que entre a tu vida.

4. Aprendes a mantenerte firme.

Puede que incluso pierdas. De hecho, probablemente perderás todas las veces. Pero por dios que no tuviste ni tienes nunca miedo de hacer el intento.

5. Sabes cómo disfrutar la vida.

Incluso con todo lo fastidiosos que son los hermanos, ellos saben cómo divertirse y no puedes sino aprender a verle el lado positivo a las cosas.

6. Sabes escoger tus peleas.

Con hermanos, tienes garantizada al menos una pelea diaria, pero aprendes a seleccionar cuáles son las que realmente vale la pena intentar ganar.

7. Tienes un gran apetito.

Los hermanos comen mucho y tienes que aprender a comer mucho lo más rápido que puedas antes de que todo se acabe. Y a los hombres les encanta una mujer que come bien.

8. Estarás protegida.

Los hermanos pueden molestar a sus hermanas, pero al mismo tiempo las aman y harían cualquier cosa por ellas, especialmente cuando alguien les hace daño.

9. Eres una luchadora.

No te rindes, puedes manejarte a ti misma y después de todos estos años, eres más fuerte que nunca.

10. No te importa lo que piense la gente.

Has tenido que soportar los juicios y comentarios de tus hermanos toda la vida, así que tolerar las opiniones de los demás es fácil.

11. Aprendes a trabajar por lo que quieres.

Nada llega en la vida fácilmente, y vivir con hermanos definitivamente te lo enseña. Si quieres algo búscalo, pero no te rindas cuando se ponga difícil. Nada de lo que vale la pena en la vida llega fácilmente, tampoco obtienes fácilmente el último trozo de torta o el último pedazo de la pizza que sobró y que tus hermanos te escamotearon.

12. La familia siempre estará allí para ti.

Al final del día, por más fastidiosos que ellos sean y por más cansada que estés de ellos, la familia siempre está allí para ti y te ha hecho la persona que eres hoy en día.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR