12 Frases que afectan negativamente tu vida y que nunca más debes repetir

12 Frases que afectan negativamente tu vida y que nunca más debes repetir4shares

Nuestros pensamientos tienen poder y eso es algo que si todavía no tienes claro, debes aprenderlo cuanto antes. Están sumergidos en lo más profundo de nuestro subconsciente y afectan nuestra percepción de la vida. Por ejemplo, pensamientos apropiados cambian tu actitud en el trabajo, haciendo que este sea más agradable y placentero. Y esto funciona en todos los aspectos de la vida. 

Nosotros en buenamente.com hemos recopilado un mini diccionario de frases reconocidas que utilizamos a diario sin siquiera pensar, y que arruinan nuestras vidas día tras día sin que nos demos cuenta de ello. Haz click en las imágenes y descubre lo que puedes decir para mejorar estas situaciones y sobre todo: ¡Ponlo en practica ya! 

1. No digas "Yo debo".

Di: "Estaría bien si..." "Sería feliz si..."
¿Sientes el cambio en el mensaje? Haz sólo lo que quieras. Eres dueño de tu vida, y nadie le debe nada a nadie. Asegúrate de recordar esto.

2. No digas "Es mi culpa".

Di: "Es una nueva experiencia."
¿De qué eres culpable y quién dice que lo eres? ¿Qué está bien y qué está mal? No existen problemas, errores o barreras, sino experiencias. Y si les das el uso correcto, se vuelven positivas. 

3. No digas: "Lo siento."

Di: "Siento tu dolor."
Sentir lástima por alguien los hace sentir humillados a ellos o a ti. No te pongas a ti mismo por encima de los demás y no te hagas la víctima. Si sientes dolor por tu ser querido, sólo dilo.

4. No digas: "No puedo."

Di: "Yo puedo"
Sí, es así de simple. ¿Realmente crees que no puedes hacer algo? Quizá no tengas algunas habilidades, pero si seis grados de separación funcionan, encontrarás a alguien que te ayude. Así que ¡todo es posible!

5. No digas: "Lo intentaré" o "Haré lo que pueda."

Di: "Lo haré." 
La primera opción te quita toda la responsabilidad sobre el resultado. Así que, infundes inseguridad en ti mismo. Sé decidido y firme. Comete errores, obtén la experiencia. Haz el trabajo, sé mejor que ayer. 

6. No digas: "No tengo tiempo."

Di: "Lo haré más tarde."
¿Has notado cómo, cuando dejas de decir que no tienes tiempo, éste aparece poco a poco? Si tu horario no incluye ayudar a un amigo, diles que lo harás más tarde. Administra tu tiempo con sabiduría, y nunca te faltará. 

7. No digas: "Estoy cansado."

Di: "Necesito descansar un poco."
Las palabras que tienen que ver con cansancio son negativas, mientras que tu deseo de descansar habla de gratitud y positivismo. Cambia esas palabras por una semana y mira cómo mejora tu estado de ánimo.

8. No digas: "No valgo la pena."

Di: "Soy muy valioso."

Pon tus palabras de castigo en un cofre, quémalas, y lanza las cenizas al viento. Eres hermoso a tu manera, incluso si alguna persona tiene una opinión diferente. Te mereces todo lo que se atraviesa en tu camino. Incluso si tu maestro del 3er grado dijo lo contrario. Créelo  y tu vida cambiará.

9. No digas: "No puedo darme ese lujo."

Di: "Estoy listo para esto."
Esta frase es usualmente usada cuando estás corto de dinero, pero al usarla nos limitamos aún más. ¿Por qué? Esta es la manera en la que nos hacemos pensar que no podemos conseguir algo. Si estás listo y quieres tener más, empieza a hacer uso de tus oportunidades.

10. No digas: "No puedo vivir sin él/ella."

Di: "Quiero estar con esta persona."
Esta es una frase típica de las relaciones estilo Romeo y Julieta. Cualquier persona puede comer, respirar, y disfrutar de la vida sin estar junto a otra. Lo más importante es desear estar con alguien. La necesidad nos vuelve dependientes e infelices. El deseo nos da poder e inspiración. 

11. No digas: "Todo está mal."

Di: "Funcionará."
Normalmente no disfrutamos de los pequeños detalles. No nos agrada el clima, algún colega, el bus, y todo lo demás. Pon el mundo en pausa, y mira lo que ha pasado durante el día. Te hiciste la cena, tu hijo te sonrió, viste a una pareja besándose tal como tú lo hiciste en tu primera cita. Siempre habrá momentos negativos, pero ellos llegan para hacer equilibrio. Fíjate en las cosas buenas, ¡hay muchas!

12. No digas: "Estoy bien."

Di: "Estoy muy bien."
"Estoy bien" suena a algo entre "lo que sea" y "olvídalo". En el primer caso, debes cambiar tu actitud ante la vida. Y al enviar el mensaje de "olvídalo" sólo alejas a las personas. Si no quieres hablar, sólo dilo. Permítete crecer, a menos que quieras quedarte estancado en una vida "bien."

Recuerda que lo importante es cultivar una actitud positiva ante la vida.

¿Has probado hacer estos cambios? COMENTA y si te ha gustado la nota no olvides COMPARTIRLA con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR