12 Cosas que repites cada día antes de irte a dormir que te hacen ganar peso sin control.

12 Cosas que repites cada día antes de irte a dormir que te hacen ganar peso sin control.317shares

Muchas personas tienen dificultades cuando llega la hora de ir a la cama y no consiguen conciliar el sueño tan rápido como les gustaría. En muchas ocasiones, explican su problema de sueño a cuestiones externas que no tienen nada que ver en lugar de centrarse en los malos hábitos que practican diariamente y que realmente afectan la calidad del sueño.

¿Te has preguntado alguna vez por qué tienes esas llamadas de hambre en la madrugada? ¿Por qué no puedes dormir después de una gran cena? Recuerda que tu cuerpo necesita tiempo para procesar los alimentos, merece un espacio para digerir cada cosa que has consumido. Además del tiempo prudente que debe existir entre cenar y dormir, hay otros hábitos nocturnos que debes eliminar ¡Ellos son los culpables de hacerte engordar! Y a continuación nombraremos algunos.

1. No dormir ni descansar lo suficiente.

Entre los efectos de este mal hábito podemos mencionar que desacelera tu ritmo metabólico, provoca más sensación de hambre durante la noche, aumenta los niveles de cortisol y debido al cansancio sientes menos ganas de hacer ejercicios. Te recomendamos dormir al menos 8 horas al día.

2. Comer demasiado en la cena.

Si ingieres alimentos pesados o te pasas de la cantidad a esas horas en que la digestión es más lenta, estás en riesgo de engordar. Y si además cenas mientras ves tu programa favorito en la tv, tiendes a comer de más. En estos casos lo más recomendables es cenar una menor cantidad y cuidar que sólo sean proteínas y verduras.

3. Ir a dormir inmediatamente después de cenar.

Este es un terrible hábito que te hace almacenar más grasas y tu digestión no se hace correctamente. Nuestra sugerencia es que esperes de entre 1.5 y 2 horas antes de irte a la cama.

4. Cenar frituras.

Si continúas con este hábito obtendrás una mayor cantidad de calorías que no quemarás fácilmente. Por lo tanto, almacenarás más grasa y lo peor de todo es que no te permitirá descansar bien. Es mejor que cocines  tu cena a la plancha o al vapor.

5. Comer comida picante para la cena.

Las especias al igual que el picante son causantes de una mala digestión, no te permiten dormir bien y al pasar muchas horas sin comer nada, podrías sentir ardor estomacal. Durante el día el picante te ayuda a acelerar el metabolismo, pero por la noche es mejor que lo evites.

6. Cereales o carbohidratos en la cena.

Este hábito te proporcionará más energía que no utilizarás mientras duermes. Además estarás ingiriendo una gran cantidad de azúcares refinados que deben quemarse rápidamente. Opta por cenar batidos o frutas, ensaladas o proteínas magras, en pequeñas cantidades.

7. Comer dulces.

El azúcar y las harinas blancas se almacenan en las células convirtiéndose en grasa y esas calorías no serán quemadas durante las horas nocturnas. Es mejor que elijas consumir el azúcar natural contenida en las frutas.

8. Comer aperitivos después de cenar.

Al comer más consumes calorías que no necesitas y ganas más energía que te mantendrá despierto toda la noche. No consumas pan, galletas o dulces después de cenar y si sientes ansiedad elige algo que contenga menos de 200 calorías, que sea ligero y saludable.

9. Pasar por alto la cena.

Este es un hábito que muchos consideran a la hora de hacer dieta, pero que en realidad te hace perder menos peso debido a la desaceleración de tu metabolismo. En la mañana sentirás más apetito, sentirás ansiedad, perderás masa muscular y ganarás flacidez. Es importante que te tomes unos minutos para ingerir al menos una fruta al día.

10. Consumir alcohol o cafeína.

Además de perturban tu sueño, contienen muchas calorías. Consume batidos naturales o leche caliente en su lugar y antes de irte a dormir procura tomarte un vaso de agua pura.

11. El uso de teléfonos móviles y computadoras

Tu sueño se ve alterado debido a la luz azul que emiten estos dispositivos. Las ondas de radiofrecuencia afectan el sueño, lo que te provoca un aumento de peso. Mantenlos apagados como mínimo una hora antes de irte a dormir. Puedes optar por leer un libro o escuchar música relajante.

12. Irte a la cama muy tarde.

Ir a dormir pasada la una de la madrugada te hace aumentar de peso ya que no es el ciclo natural del cuerpo.
y sin dudarlo te dará hambre otra vez en la madrugada. Ve a la cama tan pronto como sientas sueño; si sufres de insomnio, intenta practicar algún ejercicio relajante.

Recuerda que mientras mejores tus hábitos tendrás mejor salud.

¿Agregarías alguna otra sugerencia a la lista? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR