12 Cosas que diferencian a las mujeres maduras de las inmaduras

12 Cosas que diferencian a las mujeres maduras de las inmaduras7shares

Muy bien, es hora de hablar de un tema no sólo delicado sino sumamente complicado: Las mujeres. Si bien pueden ser consideradas como el regalo más precioso que Dios le concedió a este mundo, también pueden ser sumamente difíciles de entender. Por eso los hombres debemos ser cuidadosos y tolerantes cuando se tratan de ellas, ya que de lo contrario podemos llevarnos unas cuantas "olas" emocionales.

Otra cosa que los hombres debemos saber cuando se trata de mujeres, en especial si estamos en vista de buscar pareja, es la edad o la madurez de nuestra damisela, ya que eso podrá determinar en gran parte el éxito que tendrá la relación.

Para ayudarte en esa tarea, te explicaremos algunas diferencias claves entre una mujer madura y otra que sólo piensa en jugar con muñecas, así podrás identificar a la persona de quién más te conviene enamorarte.

1. Percepción del amor.

Las mujeres inmaduras piensan que amar es tener control sobre su pareja, por lo que intentan controlar sus amistades, tiempo y hasta su vida. Por el contrario, las mujeres maduras creen en la confianza y apoyan sumamente la individualidad, por lo que dejan que su hombre sea libre, ya que de esa manera ellas podrán gozar la de misma libertad.

Otra diferencia, es que las mujeres maduras aman porque desean, no por que crean que sea algo necesario.

2. Drama.

Las mujeres inmaduras buscan el drama, incluso donde no lo hay. Se molestan si su hombre no la llama, si no le pregunta cómo está, con quién está o qué está haciendo con su tiempo. En cambio, las mujeres maduras están muy ocupadas con sus propias vidas, por lo que no tienen tiempo de lamentarse por la atención de sus novios.

3. Individualidad.

Las mujeres inmaduras desean estar todo el tiempo con sus hombres y se molestas cuando él desea hacer alguna actividad por su cuenta. En cambio, las maduras respetan su individualidad y entienden que su pareja también necesitan tiempo para si mismos.

4. Rupturas y problemas.

Las mujeres inmaduras nunca superan una relación fallida, de hecho, ellas se dedican a odiar a la persona y viven con rencor, mientras que las mujeres maduras entienden que cuando una relación no va bien, lo mejor es la separación y hacen lo posible para conservar la amistad ya que, a fin de cuentas, compartieron muchas cosas juntos.

5. Soledad.

Las mujeres inmaduras evitan estar solas, por eso siempre tratan de tener pareja. Por el contrario, las mujeres maduras no sólo disfrutan de su soledad, sino que la aprovechan para desarrollarse como mejores mujeres.

6. Papel de víctimas.

Las mujeres inmaduras siempre juegan el papel de víctimas, permiten que los hombres las lastimen para luego llamar la atención. En cambio, las maduras jamás se dejan lastimar. Son cuidadosas cuando se trata de relaciones amorosas y saben que ante su pareja, están ellas mismas como prioridad.

7. Capacidad de elegir a sus hombres.

Las mujeres inmaduras no tienen lo que se necesita para saber si el hombre que la acompaña es el indicado para compartir su vida, ellas por lo general buscan hombres inmaduros que quieran hacer lo mismo que ellas: pasar un buen rato. Por el contrario, las maduras buscan un hombre de verdad, que sea responsable, honesto y capaz de comprometerse.

8. Ex-parejas.

Las mujeres inmaduras difícilmente superan una relación fallida, por lo que siempre hablan mal de sus ex-parejas y poco les interesa quedar en buenos términos con ellos. Por el contrario, las mujeres maduras siempre salen con un hombre que, antes de ser su novio, era su amigo. Por lo que siempre intentará conservar la amistad.

"Mi ex novio puede chuparme el ***".

9. Entregarse al amor.

Las mujeres inmaduras se olvidan de todo cuando se enamoran, se entregan completamente a una relación, sin siquiera ponerse a pensar en su futuro, por lo que regularmente salen mal paradas cuando la relación falla. En cambio, las maduras no dejan sus planes para estar con un hombre, por el contrario, ellas buscan a un caballero que se suma a sus planes y las acompañen en sus éxitos. Las mujeres maduras son más serenas con sus emociones.

10. Intimidad.

Las mujeres inmaduras sólo se acuestan con aquellos hombres que las seducen. En cambio, las mujeres maduras se acuestan con alguien porque quiere. Además, las maduras son capaces de separar a los hombres con los que conviven, por lo que no se dejan seducir de cualquiera. Cuando ellas se entregan, es porque quieren, con conciencia e inteligencia.

11. Placer.

Las mujeres inmaduras intentan dar placer a sus hombres, sin siquiera pensar en su propio placer. En cambio, las maduras saben que el balance perfecto está en dar y recibir a la vez. Ellas dan placer, pero también se preocupan por recibir.

12. Entender.

Lamentablemente, las mujeres inmaduras no entenderán los aspectos que las separan de las mujeres maduras y probablemente se sientan incomodas al leer este artículo. Las maduras, por el contrario, sí entendieron esta nota y se sienten identificadas con ella.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR