11 Signos inusuales de deshidratación que probablemente no conocías

11 Signos inusuales de deshidratación que probablemente no conocías0shares

Es muy probable que la mayor parte de tu vida hayas escuchado que nuestros cuerpos se componen mayormente de agua. Lo que probablemente no sabías es que simplemente con estar deshidratado en apenas un 5% ya constituye una deshidratación severa. Estamos hablando del tipo de deshidratación que requiere que la persona sea hospitalizada para que le sean administrados fluidos por vía intravenosa, por lo que obviamente no querrás nunca llegar a ese estado, que además puede conllevar un severo daño para varios de tus órganos internos. Para ayudarte a evitar a toda costa estar en una situación tan lamentable como esa, a continuación te enumeraremos una serie de síntomas de deshidratación poco conocidos de los que probablemente no estabas consciente hasta ahora, así como una lista de soluciones que puedes poner en práctica para remediar el problema lo antes posible en beneficio de tu salud.

11. Síntoma: Fiebre y escalofríos

Si tu cuerpo está severamente deshidratado, puede que comiences a experimentar fiebre y escalofríos lo cual, para empeorar las cosas, puede agravar la deshidratación, ya que mientras más alta sea tu temperatura, más te deshidratas. Siempre que tu temperatura supere los 39.4 °C debes consultar con un médico.

Solución

Si llegas a experimentar una subida de temperatura leve (menor a los 39°C) sin otros síntomas relacionados que puedan explicarla, intenta tomar un par de vasos de agua y vuelve a medir tu temperatura media hora después. Si la temperatura ha bajado, significa que se debía a la deshidratación.

10. Síntoma: Calambres musculares

Hay múltiples causas de los calambres musculares, pero si ocurren mientras te ejercitas mientras hace calor, seguramente la causa es que te has deshidratado. El calor excesivo y cambios bruscos en los niveles de electrolitos como el sodio y el potasio pueden causar calambres en los músculos.

Solución

Asegúrate de tomar abundante agua mientras te ejercitas, sobre todo si lo haces mientras hace calor. Y si eres deportista profesional o aficionado, asegúrate de consumir también alguna bebida que te ayude a reponer los electrolitos perdidos.

9. Síntoma: Mal aliento

Nuestra saliva posee propiedades antibacteriales, pero cuando estamos deshidratados, nuestro cuerpo no puede producir suficiente saliva, lo que puede causar una sobrepoblación bacteriana en tu boca, uno de cuyos efectos secundarios es el mal aliento.

Solución

Si sientes tu boca seca o pastosa y experimentas mal aliento repentino, inmediatamente toma uno o dos vasos de agua y continua bebiendo abundante agua a lo largo del día.

8. Síntoma: Cansancio permanente

Cuando estás deshidratado tu sangre se vuelve más espesa, por lo que se mueve más lento y tu tensión arterial se eleva, haciendo que sientas fatiga, pues tu corazón tiene que bombear con más fuerza para lograr que la sangre circule.

Solución

Toma pequeños sorbos de agua fría constantemente a lo largo de todo el día, para ayudarte a mantenerte hidratado y alerta.

7. Síntoma: Te da un vahído al levantarte

Puede que pienses que esto te pasa por levantarte demasiado rápido, pero en realidad la causa es que la falta de agua en tu cuerpo hace que tu flujo sanguíneo sea más lento, por lo que no te está llegando suficiente oxígeno al cerebro.

Solución

Si esto te ocurre, trata de consumir uno o dos vasos de agua lo antes posible, pero no más de eso, ya que tus riñones no pueden procesar más de medio litro de agua al mismo tiempo. 

6. Síntoma: Labios resecos

Si tienes necesidad de usar bálsamo labial todo el tiempo probablemente necesites tomar más agua. Idealmente los labios deben estar suaves al tacto, no secos y resquebrajados.

Solución

Aumenta tu consumo de agua paulatinamente, mientras vas reduciendo tu uso del bálsamo labial.

5. Síntoma: Estreñimiento

La mayoría de la gente con este problema automáticamente asume que necesita consumir más fibra. Y aunque esto no es mentira, también es cierto que nuestro sistema digestivo necesita abundante agua para eliminar los desechos. Lo peor de todo es que es una especie de círculo vicioso, ya que en caso de deshidratación, el cuerpo absorbe agua de todas las fuentes disponibles, y eso incluye el contenido de tus intestinos, por lo que si ya estás estreñido a causa de la deshidratación, con el paso del tiempo irá empeorando, pues tendrás menos agua disponible para que tus intestinos logren eliminar los desechos.

Solución

Intenta consumir entre 18 y 35 gramos de fibra cada día, así como suficiente cantidad de agua con cada comida.

4. Síntoma: Dolores de cabeza frecuentes

Cuando tu cuerpo se deshidrata, tu cerebro se encoje, alejándose de tu cráneo y activando los receptores de dolor de la cabeza.

Solución

Intenta consumir al menos medio litro de agua inmediatamente al despertarte y otro medio litro después del desayuno, así te asegurarás de haber consumido aproximadamente la mitad de agua que necesitas durante el día desde la mañana. 

3. Síntoma: Antojos repentinos de comida, especialmente frutas

Nadie asocia los antojos con la deshidratación, pero si empiezas a sentir la necesidad apremiante de consumir naranjas, sandía, uvas o pepinos, lo más probable es que esa sea la manera de tu cuerpo de pedir agua.

Solución

Además de consumir suficiente agua durante el día, intenta incluir más frutas y vegetales en tu dieta, como sandía y fresas, las cuales contienen un 92% de agua.

2. Síntoma: Dificultad para pensar con claridad

Tu cerebro es uno de los órganos que más agua necesita y cuando no consumes suficiente agua, tiende a encogerse hasta un 2% y deja de producir los neurotransmisores que necesita para funcionar adecuadamente.

Solución

En vez de iniciar tu día con una taza de café, intenta hacerlo con un vaso o dos de agua. El café es diurético y más bien hace que elimines agua con más rapidez. Siempre que necesites que tu cerebro funcione al máximo, como antes de un examen, toma un vaso de agua, eso te ayudará a pensar mejor.

1. Síntoma: Hambre constante

Cuando sentimos sed es porque ya nuestro cuerpo se encuentra severamente deshidratado. Como también obtenemos agua de lo que comemos, nuestro cuerpo nos hará sentir hambre cuando no estamos consumiendo suficiente agua.

Solución

Siempre intenta tomar de uno a dos vasos de agua cuando sientas hambre a deshoras. Si luego de 30 minutos sigues hambriento, entonces sí es hambre. Si no, significa que necesitas aumentar tu consumo de agua regular.

¡Comparte con todos tus contactos para que ellos también aprendan a identificar los signos de deshidratación!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR