11 Peligros para la salud de tu hijo de los cuales necesitas estar informado

11 Peligros para la salud de tu hijo de los cuales necesitas estar informado1shares

Sin duda alguna, la infancia es un período maravilloso en el que los padres estamos deseosos de hacer cualquier cosa que esté a nuestro alcance para ver a nuestros hijos felices. Pero algunas veces, hay ciertas cosas que creemos que pueden hacer sonreír a nuestros pequeños y que a primera vista aparentan ser completamente inofensivas, pero que en el fondo representan un peligro disimulado o poco evidente para la salud de los niños.

Hoy en Buenamente.com hemos querido ayudar a todos nuestros lectores que son padres a identificar algunos de estos peligros ocultos que nos rodean y que tienen el potencial de hacerles mucho más mal que bien a nuestros amados hijos, de manera que puedan estar alerta, ya que sabemos perfectamente que lo que todo padre quiere es siempre velar por la seguridad de sus pequeños en todo momento y asegurarse de que no les ocurra ningún mal.

11. Piscinas portátiles

En los meses en que las temperaturas son más elevadas, es cuando más cuidado hay que tener, en caso de que tu pequeño sea afecto a pasar el día dentro de un piscina portátil. Un estudio realizado en Estados Unidos describe que cada 5 días, un niño muere víctima de ahogamiento en este tipo de piscinas. Según los realizadores de dicha investigación, esto es una alerta para crear una cultura y educación en los consumidores. La investigación publicada en la revista Pediatrics, muestra 209 muertes y casi 35 ahogamientos de niños menores de 12 años entre 2001 y 2009. La mayoría de estos (94%), son menores de 5 años.

10. Pilas tipo botón

Más de 3.000 pilas tipo botón son ingeridas accidentalmente cada año en los Estados Unidos. Pasa con mucha frecuencia y se estima que cada tres horas se presenta por lo menos un niño en una sala de emergencia en los Estados Unidos debido a una emergencia relacionada con la ingestión de pilas. Estas pilas pequeñas y de apariencia brillante despiertan la curiosidad de los niños, y pueden causar problemas de salud graves o inclusive la muerte si son ingeridas.

9. Palomitas de maíz en menores de 4 años

Dependiendo de la edad del pequeño, puede llegar a ser muy peligroso. La asfixia de menores por culpa de las palomitas de maíz es más común de lo que imaginamos, por lo que la recomendación es prohibirlas a bebés y extremar la precaución en los niños. Según especialistas, la etapa más peligrosa y en la que más casos de atragantamientos se presentan es de 0 a 4 años, y además advierten que hay otros alimentos que provocan muchos casos de asfixia como las uvas, los caramelos duros, las aceitunas o las salchichas.

8. Camas elásticas

Detrás de este divertido juego también existe el riesgo de lesiones relacionadas con quemaduras, traumatismos, dislocación y rotura de algún hueso. Por este motivo, muchos pediatras, avalados por la Academia de Pediatría de América, insisten en prohibir el uso de este juego a menores de 6 años. Los huesos antes de esta edad, dicen, no están preparados para soportar tal impacto al saltar a gran altitud y con tanta fuerza de forma repetida. Según estos pediatras, el 75% de los accidentes de los niños en las camas elásticas se producen por impacto entre los niños mientras saltan en una cama de este tipo, circular y cerrada.

7. BPA

El Bisphenol-A (BPA) es un compuesto del plástico policarbonado, un plástico duro utilizado para hacer numerosos productos, incluyendo botellas de agua reusables, discos compactos, envases de bebidas, auto partes, juguetes y anteojos. Anteriormente se usaba en la mayoría de los teteros, pero debido a la presión significativa de las madres, los fabricantes han cambiado de plástico para productos de bebé y niños. Una vez que el BPA entra a nuestro cuerpo, imita nuestras hormonas, como el estrógeno. Hay estudios que han demostrado que incluso una exposición baja puede causar daños reproductivos, como un conteo bajo de espermatozoides, una pubertad temprana, riesgos de cáncer elevados, depresión en niñas adolescentes y obesidad.

6. Andaderas y "Brinca-Brinca"

El daño comprobado que hacen es mucho más considerable que sus efectos positivos. Estos dos artefactos están prohibidos en Canadá ya. La tasa de heridas en bebés es muy alta (más de 8.000 casos en un año en Estados Unidos solamente). Los músculos se fortalecen de forma desigual y producen deformaciones en pies y piernas. La columna se curva debido al exceso de peso (la columna de los bebés no toma una forma determinada y carece de las curvas necesarias antes de cumplir el año). El desarrollo de las capacidades motoras independientes se pospone, ya que no hay motivación para caminar de manera independiente. El sentido del equilibrio y el instinto de auto preservación no evolucionan. Para reducir el daño, use estos artefactos bajo supervisión de un adulto, por 15 minutos dos veces al día, sólo después de que el bebé sea capaz de pararse de forma independiente. Además, consulte con su ortopedista para discutir las precauciones a tomar.

5. Jugo y leche

El jugo de fruta pasteurizado es bajo en vitaminas pero rico en azúcar, que causa problemas dentales y obesidad. Los pediatras recomiendan dar jugos frescos a niños de más de un año. Es mejor reemplazar los jugos pasteurizados con fruta fresca. La leche de vaca completa es baja en hierro pero contiene cantidades muy altas de nutrientes que son innecesarios para un bebé. Puede dañar los riñones y provocar anemia, alergias y disbacteriosis. La leche de vaca puede dársele a los niños mayores de un año, pero no más de 17 onzas diarias. Reemplace la leche con alimentos ricos en calcio (productos lácteos fermentados, vegetales verdes y fruta) y alimentos ricos en vitamina D (huevos, hígado de res).

4. Juguetes brillantes

En edad preescolar, los niños exploran el mundo que los rodea y obtienen sus actitudes sociales a través de sus juguetes. Colores poco naturales, sonidos electrónicos y juguetes con demasiados detalles producen un mal efecto en el desarrollo del pensamiento creativo e influencian la formación de la personalidad: conductas agresivas, miedos infundados y depresión adolescente son los resultados posibles. Escoge juguetes de colores y materiales naturales: tela o madera. El juego debe ser más educativo que entretenido, así que los juguetes deben ser realistas.

3. Ropas calientes

Mientras más pequeños son los bebés, peor su regulación térmica es. Están expuestos a sobrecalentamiento y sobreenfriamiento. El sobrecalentamiento puede llevar a neurosis y puede resultar en un choque de calor. Demasiadas ropas calientes evitan que el cuerpo desarrolle reacciones de defensa ante los cambios del clima, lo que puede resultar en enfermedades relacionadas con el frío y una baja inmunidad. La ropa debe ser hecha con materiales naturales y que respiren. Un bebé se siente cómodo cuando su pancita y pecho están secos y sus pies y manos están rosados y tibios.

2. Aparatos electrónicos

La luz azul de las pantallas LED causa daño en la retina, lo que puede llevar a una degeneración macular, lo que a su vez puede degenerar en cataratas o ceguera. Cuando usa teléfonos inteligentes y tabletas, un niño se ve deprivado del mundo real. Las habilidades motores y sensitivas finas no se desarrollan y no hay interacción en vivo. Esto resulta en un subdesarrollo del lóbulo frontal, el cual es el responsable del habla, la personalidad, la comunicación y la toma de decisiones. No permitas a tus hijos usar los aparatos electrónicos por más de una hora al día. Usa las tablets y los teléfonos inteligentes para juegos mentales en niños de más de 2 años. Cuando use aparatos, un niño debería hacerlo mientras interactúa con otros niños o adultos.

1. Bolsas de aire

Cuando los niños que viajan en asientos de seguridad para niños mirando hacia atrás y los niños que no están sujetos se colocan en el asiento delantero con una bolsa de aire, pueden estar demasiado cerca de la bolsa si esta se infla en caso de accidente. La bolsa de aire se infla a una velocidad de hasta 200 mph, lo que puede lastimar a los pasajeros que están demasiado cerca de ella. Además, debido al tamaño del niño, la bolsa de aire puede golpearle en la cabeza o en el cuello, provocando lesiones graves o mortales.

Para asegurarse de que su hijo está lo más seguro posible dentro del vehículo, nunca lo coloque frente a una bolsa de aire. El lugar más seguro para los niños pequeños que viajan en vehículos es el asiento trasero, lejos del impacto de accidentes frontales. Si su hijo tiene que viajar en el asiento delantero, mueva el asiento lo más lejos posible de la bolsa de aire. Si el automóvil no tiene asiento trasero, los bebés solamente estarán seguros en su asiento de seguridad para niños mirando hacia atrás si el vehículo no tiene bolsa de aire, o si esta se ha desactivado (una opción en algunos vehículos).

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR