11 Formas avaladas por la ciencia de perder peso sin necesidad de hacer dieta.

11 Formas avaladas por la ciencia de perder peso sin necesidad de hacer dieta.134shares

Hacer una dieta es una batalla prácticamente perdida. Varios estudios sugieren que nueve de cada 10 personas que intentan hacer dieta fallarán. Incluso las personas que son capaces de hacer dieta exitosamente, a menudo libran una dura batalla contra los intentos súper inteligentes del cuerpo para acumular energía extra que se traduce en sobrepeso.

Tanto así que los científicos han descubierto que los cuerpos de personas con sobrepeso severo que adelgazan pueden resultar contraproducente: a medida que adelgazan, su metabolismo disminuye, lo que hace más difícil perder peso.

Los expertos coinciden en que las dietas extremas y las limpiezas a base de jugos no son una estrategia a largo plazo para mantener un peso saludable. Con ese fin, el conteo de las mejores dietas de 2018 del US News & World Report puso a la última dieta cetogénica al filo del abismo.
A pesar de eso, sí hay algunas cosas sencillas que puede hacer para mantenerte en forma y satisfecho a largo plazo. Le preguntamos al dietista Jason Ewoldt del hospital número uno de los Estados Unidos, la Clínica Mayo, por sus ideas más simples y efectivas para lucir delgado este verano sin volverse loco. Aquí están todos sus consejos.

1.Ponte como meta llegar a cubrir entre 7 u 8 horas diarias de sueño nocturno.

A la mayoría de nosotros nos gusta pensar que podemos funcionar bien sin una noche completa de sueño. Pero el neurocientífico y experto en sueño Matthew Walker dice que eso está mal. Según Walker, la falta de sueño literalmente "nos está matando".

Esto empeora haciendo que consumamos más comida chatarra.

La investigación publicada en 2013 en la revista Nature Communications reveló que los consumidores sin sueño son más propensos a consumir alimentos altos en calorías y ganar más peso con respecto a las personas bien descansadas. También explica que el estar somnoliento interfiere en la región del cerebro que nos ayuda a hablar.

2. Date tiempo para disfrutar tus comidas.

Tomar tiempo para disfrutar del desayuno y el almuerzo es una buena manera de evitar comer en exceso más tarde durante el día. Definitivamente es preferible comer antes de que te arriesgues a ponerte irritable e impulsivo.

"Cuando tenemos hambre, vamos a ingerir primero lo que sea más rápido y más fácil", dijo

El consejo es casi un cliché, pero cada vez más investigaciones sugieren que las personas que desayunan se mantienen en forma y casi no se localiza la grasa en su abdomen, comparativamente con las personas que no comen por la mañana. Investigaciones recientes precisaron que las personas que se saltan el desayuno aumentan aproximadamente de cinco a ocho libras más en un solo año que las que comen normalmente.

Ewoldt comenta que tu desayuno no tiene por qué ser enorme, pero si contener lo suficiente para minimizar los impulsados ​​por hambre.

A menudo eso se traduce en alimentos altamente procesados ​​y con alto contenido calórico con poco valor nutricional.

3. Incorpora una merienda en tu rutina diaria, tanto en la mañana como en la tarde.

"Si tomas un desayuno ligero y saludable, y todavía estás hambriento mucho antes de almorzar, simplemente puedes manejar mejor tus opciones", dijo Ewoldt. A menudo es lo mejor tomar un palito de queso, un plátano o una fruta a media tarde.

4. Haz que tus días tengan más nueces.

Las nueces son grasas, una forma maravillosa de evitar los antojos entre comidas. Recientemente, los investigadores descubrieron que también son una fuente de proteína potencialmente salvadora de vidas.

Así sea en poca cantidad, las nueces y en general los frutos secos poseen múltiples ventajas.


Un estudio de más de 81,000 personas en Norteamérica descubrió que las personas que comían solo un puñado de nueces o semillas mezcladas al día redujo el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y además también ayudó a las personas a reducir los niveles de colesterol "malo" LDL en sus cuerpos.

5. Mantente hidratado. 

Si odias el agua potable, pruébala con cítricos o bébela carbonatada (ideal para no agregar calorías vacías en tu dieta).

Ewoldt dice que los pacientes a menudo terminan "malinterpretando" la sed como hambre.

"Muchas veces la gente parece estar un poco deshidratada", dijo. Probablemente todos estaríamos un poco mejor si consumimos más H2O. Un estudio de 2016 de más de 18,000 personas en los Estados Unidos, comprobó  que aquellos que tomaban más agua eran consistentemente más satisfechos y comían menos platillos diarios. También consumieron cantidades menores de azúcar, grasa, sal y colesterol que los participantes más deshidratados.

6. Come más granos enteros como la quinoa y el arroz integral.

Los granos enteros como la avena, el trigo y el pan de trigo integral son una excelente forma de satisfacer tu apetito y mantenerte lleno. Además, también son ricos en potasio, hierro y vitaminas B. Estos alimentos ricos en fibra toman más tiempo para que el cuerpo los descomponga, y pueden alimentarnos durante muchas horas a la vez. Eso los convierte en una mejor opción que los granos procesados y despojados de nutrientes, como los panes blancos, las tortas de harina y el arroz blanco.

7. Planifícate con anticipación para que la preparación de la comida no tengas que hacerla cuando ya tienes hambre.

Cuando tenemos hambre, puede ser difícil decir que no a los alimentos procesados, que son perjudiciales para su cintura y pueden causar cáncer. Ewoldt dice que tener un plan diario "hace que una alimentación saludable sea mucho más alcanzable".

Ten disponible tu almuerzo para al menos cuatro días a la semana, y selecciona alimentos que te mantengan satisfecho durante horas.

Compra hamburguesas de pollo, verduras frescas y hummus, así como aderesos de guacamole para mantenerte lleno durante el día de trabajo.

8. Come más frutas.

Las frutas son otra gran manera de incorporar fibra que satisface el hambre en tu dieta. Además, son una gran fuente de vitaminas y agua, e incluso pueden ayudar a que nuestro ADN se mantenga saludable. A Ewoldt le gusta espolvorear bayas con yogurt griego por la mañana para un desayuno simple y rápido.

9. Ejercítate por la mañana.

Los estudios han demostrado que las personas que hacen ejercicio por la mañana con el estómago vacío pueden quemar hasta un 20% más de grasa corporal durante sus entrenamientos, ya que tienen que usar más grasa almacenada como combustible. Alguna evidencia sugiere que hacer ejercicio con el estómago vacío no aumentará tu apetito (aunque los científicos detrás de esa investigación le dieron a los participantes del estudio una bebida de recuperación con sabor a chocolate inmediatamente después de terminar sus entrenamientos matutinos).

Los beneficios de los entrenamientos regulares no terminan en nuestras cinturas.

También se ha demostrado que el ejercicio brinda una maravillosa variedad de beneficios para la salud: puede ayudar a evitar la depresión y mantener el corazón, los pulmones y la mente sanos hasta una edad avanzada.

10. Lo que sea que tomes, procura mantenerte alejado de las bebidas con edulcorantes artificiales.

Los científicos están comenzando a descubrir que consumir azúcar falsa no es la mejor alternativa contra la obesidad y diabetes. Recrear el proceso con  los vasos sanguíneos de las ratas, para descubrir que, el azúcar y los edulcorantes artificiales, aumentar las probabilidades de desarrollar ambas enfermedades. Los investigadores opinan que los edulcorantes pueden interferir con la forma en que el cuerpo procesa la grasa.

11. Consiéntete de vez en cuando.

Si hay una cosa en la que los dietistas y los expertos en alimentos están de acuerdo, es que la privación y la satanización de los alimentos "malos" provocan atracones y una dieta desequilibrada. De modo que déjate consentir de vez en cuando, dice Ewoldt, siempre que sea con moderación. 

¿Te encanta el pastel de chocolate o el vino tinto? Adelante, come un poco de vez en cuando.

Él sugiere que los amantes del vino se sirvan un vaso de 5 onzas (eso es aproximadamente un quinto de una botella) y "realmente beban y realmente lo disfruten".

¿Te ha funcionado hacer dieta alguna vez? ¿Te animas a aplicar estos consejos? COMENTA y COMPARTE con todo el que puedas.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR