11 Cosas que nunca debes hacer cuando viajas en un avión

11 Cosas que nunca debes hacer cuando viajas en un avión3shares

Cualquier vuelo que uno tome, por más corto que sea, puede resultar estresante en menos o mayor medida. Cualquier cosa que en tierra firme resulta completamente normal, puede verse absolutamente diferente cuando estás allá arriba volando por el cielo.

Adicionalmente, ¿alguna vez te has puesto a pensar en todos los gérmenes que hay dentro de los aviones? La mezcla de todos estos factores puede llegar a afectar seriamente tu sistema inmunológico. ¡Pero no tienes nada de que preocuparte! Pues con la serie de recomendaciones que te vamos a dar el día de hoy, podrás asegurarte de tener un viaje seguro, tranquilo y sobre todo, muy sano. 

Déjanoslo a nosotros, aquí en Buenamente.com nos aseguramos de hacer una recopilación de esas cosas que debes evitar mientras estés en un avión, para que tus viajes estén siempre libres de contratiempos y por el contrario, sean una experiencia placentera.

11. Usar lentes de contacto

Los lentes de contacto usualmente resecan tus ojos. Combinados con el aire seco dentro del avión, esto puede traerte resultados realmente incómodos. Es por esto que es preferible que uses lentes de montura cuando estés en un avión. También puedes necesitar colirio.

10. Masticar chicle para destapar tus oídos

Tus oídos se tapan al despegar y aterrizar por la diferencia de presión. El primer impulso de cualquier persona es hacer lo que sea para destaparlos. Mientras este método no funciona, puedes minimizar la sensación incómoda de las siguientes maneras:

  • Hacer movimientos de succión y deglución.
  • Abrir y cerrar la boca.
  • "Soplar" tus oídos: Inspira, tápate la nariz con los dedos y expira, como si quisieras expulsar el aire a través de los oídos. Este método debe usarse con cuidado si tienes un resfriado alérgico o la nariz aguada.

Si aún así tus oídos permanecen tapados, tendrás que visitar a un doctor.

9. Volar con la nariz tapada

La nariz tapada le añade mucha presión a tus oídos y puede conducirte a un trauma. Por supuesto, nadie te pide que te quedes en casa sólo porque tienes un resfriado, pero en ese caso, necesitarás usar gotas nasales vasoconstrictoras al despegar y aterrizar.

Sin embargo, la sinusitis y la maxillitis sí son demasiado serias para viajar en avión. Si no puedes cancelar tu vuelo, deberías consultar un doctor.

8. Quedarte sentado sin moverte

Durante los vuelos, tu circulación sanguínea se enlentece y sentarte sin moverte aumenta el riesgo de trombosis. Sigue estas simples reglas para evitarlo:

  • Párate y camina alrededor de la cabina.
  • Usa ropa holgada.
  • En caso de que sufras problemas circulatorios, colócate medias anti várices.
  • Cada tanto tiempo, haz algo de ejercicio. Basta con que te estires un poco o te pongas en punta de pie y bajes unas cuantas veces.

7. Tomar bebidas carbonatadas

El exceso de gases es otra consecuencias de los cambios de presión y puede ser bastante incómodo. Las bebidas carbonatadas estimulan este proceso, por lo que deberías evitarlas, al igual que otros productos que inducen las flatulencias, como el pan integral, los granos , las manzanas, etc.

6. Sentarte atrás si tiendes a marearte

Todo el mundo conoce la regla: Si sufres de mareos, no deberías sentarte en el asiento de atrás del carro. Esta regla funciona en los aviones también. Para evitar sentirte mal, es mejor escoger un asiento cerca de las alas. También es buena idea vigilar lo que comes el día antes de volar: evita las frituras y las grasas y no bebas alcohol.

5. Abusar del alcohol

Esta regla existe por numerosas razones. En primer lugar, el aire dentro del avión es realmente seco, lo que intensifica la deshidratación. En segundo lugar, el alcohol hace que la saturación de oxígeno en la sangre sea más débil, conduciendo a la apatía y somnolencia. También es común la idea de que la gente se emborracha más rápidamente durante un vuelo. Es mejor rechazar el alcohol antes y durante los vuelos, o al menos mantenerlo al mínimo.

4. Tocar los objetos que te rodean sin una razón

Un avión es hogar de montones de bacterias. Los pasajeros previos pudieron dejar cualquier cosa en los bolsillos del asiento y en las bandejas para colocar la comida. La esterilización no se hace después de cada vuelo, así que todas esas bacterias pueden migrar a tus manos. No toques nada demasiado y lleva toallitas húmedas con alcohol contigo.

3. Usar teléfonos a bordo

No intentes postear fotos mientras estás en el aire. ¡Es muy peligroso! Como sabes, el despegue y el aterrizaje son las fases más difíciles del vuelo. La señal de tu aparato puede causar interferencias en la comunicación por radio y el sistema de navegación y el piloto podría no escuchar transmitida por el controlador aéreo. Recuerda que cuando un teléfono inteligente está simplemente bloqueado y no lo estás usando, sigue buscando señal y su frecuencia puede superponerse a la frecuencia de los aparatos de la aeronave.

Un par de teléfonos no harán que un avión se estrelle, pero si todo el mundo a bordo activamente usa sus aparatos, la interferencia será notable. Después de todo, sólo te toma un par de segundos pasar tu teléfono a modo avión.

2. Usar los audífonos del avión

Los audífonos que te dan en los aviones no están nuevos, a pesar del hecho de que vengan empaquetados. Entre vuelo y vuelo, los audífonos usados son lavados y reempacados. Pero es difícil limpiarlos adecuadamente. Incluso después del tratamiento, no son tan limpios y seguros como unos nuevos. Así que es mejor usar tus propios audífonos.

1. Descalzarse

Puede ser tentador quitarte los zápatos duranto un largo vuelo y ponerte cómodo, pero esa no es una buena idea, definitivamente. No sólo es anti higiénico exponer tus pies a los pisos tan usados del avión, además de distribuir tus propios gérmenes, sino que además es simplemente maleducado.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR