11 Cosas De La Despensa Que Pueden Ayudar A Tu Niño Enfermo

11 Cosas De La Despensa Que Pueden Ayudar A Tu Niño Enfermo267shares

¿Qué es peor que tener un niño enfermo? ¡No tener medicamentos para ayudarlo!. Pero ¿no sería mejor si pudieras ayudar a que se alivie instantáneamente? Echa un vistazo a nuestra lista de cosas que debes tener en tu despensa en todo momento. La próxima vez que tu hijo esté enfermo, estarás MUY feliz y agradecido de tener estas cosas a la mano. ¡COMPARTE para que tus amigos también puedan organizar su despensa y ayuden a sus hijos!

1. Si tu hijo tiene una úlcera en la boca (afta), aplica algo de leche en el lugar para aliviar el dolor. Y si no es tan bebé, incluir productos lácteos a su dieta ¡ayudará también!

2. Es difícil ver a tu bebe cuando le salen los dientes, o sufre de un dolor de muelas. Congela una cuchara y luego se la das al bebé para que la chupe, así se le aliviará la molestia.

3. Otra gran idea es hacer un helado saludable para que coman. El frío reduce la hinchazón y adormece el dolor.

4. Si se clava una astilla, todo lo que necesitas es mezclar un poco de bicarbonato de sodio y agua, aplicar sobre la parte donde esta la astilla. Cubres con una bandita o gasa, esperas una hora, y ¡la astilla saldrá fácilmente!

5. Si su hijo ha llegado con una infección estomacal, mantenerlos en la dieta PAPP. Esto significa, que solo deben comer plátanos, arroz, puré de manzana y pan tostado. Si tienes estos alimentos a la mano, ¡evitarás salidas de última hora al super!

6. Congele Gatorade en una bandeja de cubitos de hielo. Al pasar una fiebre o vómito, chupar un cubito de estos hace que recuperen sus electrolitos - sin tener que beber demasiado azúcar.

7. Los niños parece que atraen las picaduras de mosquito y a todos parece molestarles mucho la picazón. Frota una cáscara de plátano en la picadura y se aliviará la inflamación y el picor. 

8. Esto no es el tipo de cosa que mantienes en tu alacena, pero tener una cubeta a la mano, que tus hijos puedan usar en los días en que su estómago no está bien, puede evitar que manchen tus alfombras o muebles. Bueno...¡con un poco de suerte!.

9. Si tu hijo tiene dolor de garganta, dales algunos mini malvaviscos. Estos tienen un efecto calmante y ¡es una solución deliciosa!.

10. Si se trata de un dolor de oído, llena un calcetín blanco con sal de Epsom. Haz un nudo bien fuerte. Con sumo cuidado calienta a fuego lento y presiona suavemente en el oído, para aliviar el dolor.

11. Si bien no es bueno darle ajo crudo a un niño, y de seguro NUNCA lo van a comer por voluntad propia, añadir algunos dientes de ajo a su comida ayuda a prevenir resfriados.

Esperamos que pruebes estos increíbles consejos la próxima vez que tu pequeño esté enfermo.

¡COMÉNTANOS cuáles fueron tus favoritos!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR