11 Absurdas prohibiciones que tienen las mujeres en Arabia Saudita

11 Absurdas prohibiciones que tienen las mujeres en Arabia Saudita0shares

En los últimos años, las mujeres han tenido un enorme empoderamiento alrededor del mundo. Desde tener derechos para votar, hasta participar activamente en temas políticos mundiales. Sin embargo, todo este avance no parece llegar a algunos países del Asia Occidental, en donde las mujeres tienen derechos extremadamente limitados.

Con el fin de darte una idea de cómo es ser mujer en esos países, hemos decidido compartir algunas de las prohibiciones más absurdas e inusuales que las mujeres de Arabia Saudita deben acatar para no meterse en problemas. Estamos seguros que quedarás tan sorprendido como nosotros.

Si no estabas enterado de estas prohibiciones, entonces COMPARTE esta nota con tus amigos, ellos también deben saber la verdad. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas.

11. El deporte está mal visto.

Fue solo en 2012 que las mujeres de Arabia Saudita consiguieron el derecho de poder representar a su país en los Juegos Olímpicos, aunque la decisión fue tomada bajo la presión del Comité Olímpico Internacional.

Este fue el país de todo el mundo que prohibió que las mujeres participaran en estas competiciones.

Por otro lado, no es nada sencillo construir una carrera deportiva en el país, ya que hacer deporte está mal visto por la sociedad.

2. Las mujeres deben usar un gran vestido negro.

Cuando están en la calle, las mujeres deben cubrir por completo sus cuerpos con una abaya negra (un vestido largo con mangas) y un hiyab (una cubierta para sus cabezas). Esta ropa tiene que estar hecha con una tela gruesa y debe quedar holgada, para que no se vean sus curvas. 

Al respecto, Mohammad bin Salman bin Abdulaziz Al Saud, el Príncipe Heredero de Arabia Saudita, aseguró que las mujeres tienen derecho a rechazar esta regla.

Sin embargo, como la opinión pública importa mucho en este país, muy pocas mujeres escuchan esta recomendación. Además, si una mujer es violada, puede ser encontrada culpable si usa ropa que se considere reveladora.

3. No tienen derecho a tener una licencia para conducir.

Muy pronto, esta prohibición será solo un mito. Afortunadamente, en los últimos años, en los países del Golfo Pérsico, se aprobaron distintas leyes para la liberalización de las mujeres.

En septiembre del año pasado, el Rey de Arabia Saudita anunció que habría un cambio en la ley que permitirá que las mujeres puedan conducir.

Este cambio entrará en vigencia en junio de 2019. No obstante, las mujeres deberán tener el permiso de su tutor para poder conducir. Pero, por los momentos, conducir sigue siendo ilegal.

4. No pueden ir a ningún lado sin un Mahram.

En Arabia Saudita, las mujeres no pueden salir a ninguna parte sin su esposo o un pariente masculino. Este acompañante masculino se llama "Mahram". Y sin su aprobación, las mujeres no pueden trabajar, salir del país, entrar a la universidad o incluso operarse.

Y si una mujer debe ir a la policía, el Mahram debe ser capaz de hablar por la mujer ya que ella no debe quitarse el hiyab.

Curiosamente, las mujeres en Arabia Saudita no suelen quejarse por esta prohibición. De hecho, ellas protegen su derecho de estar bajo la protección de un hombre.

5. No todas las personas son iguales.

En Arabia Saudita, el testimonio de las mujeres es por lo menos dos veces menos valioso que el de un hombre. Por lo que para presentar una demanda, necesita por lo menos 6 testigos varones. Y la oración puede basarse en tradiciones tribales.

Además, si una mujer tiene un hijo, el pequeño no tiene derecho de convertirse en ciudadano de Arabia Saudita si su padre es extranjero.

Igualmente, los hombres reciben dos veces más de lo que recibe una mujer en lo que respecta al patrimonio. Y las mujeres suelen se excluidas en las listas de herederos en algunas localidades.

6. No pueden usar el transporte público.

Además que no pueden conducir, tampoco pueden usar el transporte público. Como mucho, tienen permitido usar el tren, pero sólo un vagón separado que se encuentra al final. Y los buses se niegan a transportar mujeres.

Esa es la razón por la cual las mujeres de Arabia Saudita deben caminar, tomar un taxi o contar con un conductor personal.

7. No trabajan demasiado.

Aunque la jurisdicción del país ha sufrido distintas reformas, levantando muchas prohibiciones, solo un 17% de las mujeres trabajan en Arabia Saudita. Lo que significa que las mujeres prefieren quedarse en casa y cuidar a sus hijos.

Además, las mujeres pueden trabajar siempre y cuando no descuiden sus responsabilidades familiares.

Y para poder conseguir trabajo, ella debe tener el permiso de un hombre. La elección de profesiones no es muy amplia: pueden ser enfermeras, médicos y educadoras. Igualmente, para las mujeres es mucho más difícil construir una carrera que para los hombres y se les paga mucho menos. Igualmente, para contratar a una mujer, el empleador debe gastar dinero en construir oficinas, baños, entradas y áreas recreativas separadas.

8. Los hombres van a la derecha y las mujeres a la izquierda.

Con el fin de evitar el contacto con hombres desconocidos, Arabia Saudita impulsa la segregación de género, lo que implica que toda la sociedad está dividida en dos partes: masculinas y femeninas. Esta regla es especialmente estricta en los lugares públicos, como los restaurantes. donde hay partes para familias, para hombres solteros y para mujeres solteras.

Empresas occidentales como Starbucks, Pizza Hut y McDonald's siguen estas reglas para no perder clientes.

9. La educación universitaria no está prohibida, pero es innecesaria.

Las mujeres pueden estudiar, aunque tienen muchísimas limitaciones. Pero aunque parezca extraño, en Arabia Saudita son más las mujeres las que tienen títulos universitarios que los hombres. Pero su educación no es muy buena.

Siempre y cuando que su tutor le de permiso, estas mujeres pueden estudiar fuera del país.

Y la mayoría de las mujeres tienen una educación pedagógica o científica, la cual no suele ser muy útil luego de la universidad.

10. Nunca abren la puerta.

Las mujeres no pueden abrirle la puerta a sus invitados, aunque sí pueden comunicarse con sus amigos, pero sólo en su mitad de la casa. Esto se debe a que en casa no deben seguir el código de vestimenta, y los huéspedes solo pueden visitar la mitad de la casa donde las mujeres no pueden estar. Si una mujer desea decirle algo a su marido, debe hacerlo por teléfono.

Por lo tanto, la mayoría de las casas en Arabia Saudita tienen dos entradas, una para las mujeres y otra para los hombres.

11. Las mujeres no se casan por amor.

Las mujeres en Arabia Saudita se casan a muy temprana edad, incluso antes de la pubertad. Esto implica que muchas de ellas deben detener sus estudios para concebir un hijo. Además, el embarazo y trabajo de parto a temprana edad suele conducir a la muerte a muchas mujeres.

No existe una edad mínima para que una mujer se case.

Y aunque los matrimonios forzados están prohibidos, solo es necesario un contrato con el futuro esposo y el padre de la novia para que ella se case.

Bonus: ¿Qué ocurre si no siguen las reglas?

Si una mujer rompe una ley o tradición, debe ser castigada y no de una manera muy justa. La policía religiosa puede castigar a las mujeres por hablar con hombres desconocidos o por no usar la vestimenta apropiada. En algunos casos, las mujeres pueden ser brutalmente asesinadas por esos delitos. Y la liberación de la cárcel solo es posible si su tutor lo solicita.

Y  tú, ¿conocías estas prohibiciones?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR