10 Terribles hábitos que están perjudicando seriamente al medioambiente

10 Terribles hábitos que están perjudicando seriamente al medioambiente0shares

Cuando se trata del medioambiente y de cómo preservarlo, todos parecemos ser unos expertos al respecto. Sabemos que clasificar la basura, así como reciclarla resulta beneficioso para el planeta. También estamos conscientes del gran daño que hacen las bolsas plásticas al ecosistema y tenemos presentes que debemos ser más cuidadosos con el consumo de agua, ya que después de todo no es un recurso ilimitado.

Sin embargo, ¿llevamos estos conocimientos a la práctica? Es allí donde muchos de nosotros le fallamos al mundo y a todos los que habitan en él. Por esa razón, hemos decidido exponerte 10 terribles hábitos que están dañando seriamente el ecosistema, para que tomes consciencia al respecto y los cambies por algunos más responsables...

¡Sigue desplazándote para saber más al respecto!

Si no sabías que estas acciones cotidianas podían deteriorar tanto el planeta, entonces COMPARTE esta nota con tus amigos. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas.

1. Conducir de forma ineficiente

Independientemente de que conduzcas un auto de diésel, gasolina, híbrido o eléctrico, es muy importante que conduzcas de forma eficiente si no quieres generar un gran impacto en el ambiente. Así que intenta usar solo el coche cuando sea necesario.

Además, intenta no dar vueltas innecesarias y aprender las rutas más cortas para tus destinos frecuentes

Igualmente, los expertos recomiendan arrancar el motor sin acelerar, así como también iniciar la marcha justo tras encender el motor en coches de gasolina o esperar unos segundos en coches diésel. También sugieren que es mejor utilizar bajas revoluciones y dar uso de marchas largas.

2. Tirar las colillas al suelo

Además de todos los efectos dañinos que tiene fumar para la salud, al arrojar la colilla al suelo estás generando contaminación ambiental. Por cierto, muchas de estas colillas suelen acabar en el mar afectando a millones de criaturas marinas.

De acuerdo a la ONG Surfrider Foundation, durante una campaña en 2015 se recogieron 67.423 colillas en distintos mares y océanos

Solo en el golfo de Vizcaya y costas ibéricas atlánticas se encontraron 15.288 colillas. Y en el Mediterráneo occidental se recogieron 25.942.

3. Desechar las toallas de bebé en el inodoro

Según los expertos, desechar el papel higiénico en el inodoro no es tan perjudicial para el ambiente, pero las toallas de bebé sí son un gran problema.

La mayoría de estas toallas llegan casi intactas a la depuradora y en su recorrido puede trenzarse con otros residuos, causando grandes atascos

Esos atascos cuestan millones de dólares anuales para el gobierno, dinero que podría ser destinado para la preservación del ambiente.

4. Lavarte los dientes sin cerrar la llave

Generalmente, cuando vamos a lavarnos los dientes abrimos el paso del agua para mojar el cepillo pero no lo cerramos mientras nos cepillamos. ¡Desperdiciando muchísimos litros de agua al día!

Por esa razón, lo más recomendable es llenar un vaso y utilizarlo a la hora de cepillarte

5. No cerrar el agua mientras te duchas

Aunque suene increíble, en solo una ducha de 10 minutos se puede llegar a consumir 200 litros de agua, esto es de acuerdo a los datos publicados por la OMS.

Lo ideal es que se cierre la llave mientras nos aplicamos el jabón o champú

Con esta pequeña acción se puede ahorrar muchísimo de este recurso vital.

6. Tirar anillos de latas a la basura sin cortarlos

Esos anillos plásticos que se usan para sujetar las latas de bebidas no son biodegradables, por lo que constituyen un peligro para la flora y la fauna cuando no son desechados adecuadamente.

Además, cuando estos anillos acaban en el mar representan un peligro para la vida marina

7. Dejar escapar un globo

Aunque soltar un globo al aire libre pueda parecer inocente, estos terminan tocando tierra eventualmente y se convierte en un alimento dañino para los animales.

Según la ONG Balloons Blow, los globos que no son desechados adecuadamente terminan en los estómagos de los animales que no pueden diferenciarlos de la comida

Al ingerirlos pueden causarles la muerte por asfixia o indigestión.

8. Usar desodorante en aerosol

De acuerdo al Programa de las Naciones Unidas para el Ambiente (PNUMA), los propulsores CFC-11 y el CFC-12 (clorofluorocarbonos) son frecuentemente usados como propulsores de aerosoles, aún cuando se ha demostrado que dañan la capa de ozono.

Por esa razón, evita utilizar esta clase de desodorante y encuentra uno que sea más amigable con el ambiente

9. Desechar las baterías sin tratarlas

Desechar las baterías sin tratarlas adecuadamente puede generar un gran impacto negativo tanto para el agua como el suelo.

Solo una pila puede llegar a contaminar hasta 3.000 litros de agua

Además de que no son biodegradables, por lo que tardan hasta 1.000 años en desaparecer de la tierra luego de ser desechadas.

10. Tirar un chicle al suelo

Esto quizá no luzca nada grave, pero lo que no sabes es que los chicles están compuestos mayormente por plástico, por lo que no se desintegran tan rápidamente como los otros alimentos.

Además, al tirarlos en la calle, pueden ser ingeridos por los pájaros que lo confunden con comida, causándole la muerte por asfixia

Y tú, ¿sabías que estas acciones podían dañar tanto al ambiente?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR