10 Síntomas comunes con los cuáles el Lupus se manifiesta en el organismo y pocos conocen.

10 Síntomas comunes con los cuáles el Lupus se manifiesta en el organismo y pocos conocen.0shares

Entre la amplia gama de las enfermedades autoinmunes, una de las más delicadas es el lupus debido a que cada caso puede llegar a ser completamente distinto a otro, adicional a que no se sabe con certeza cuáles son sus causas y, peor aún, no se conoce tratamiento efectivo para combatirla. El deterioro físico que produce en el cuerpo es impresionante; además, su progreso es rápido y silencioso, cobrando a diario más víctimas.

A pesar de que se manifiesta de forma particular en cada individuo, existen algunos síntomas que se dan en todos los casos de forma regular y que pueden ayudar a que reciban una atención médica más adecuada de manera anticipada, haciendo que las dolencias sean menos agresivas. 

Buenamente.com te presenta a continuación los 10 más recurrentes, los cuáles suelen asociarse con otras patologías e inclusive pasarse por alto por considerarlos triviales, sin tener la menor idea de lo peligroso que podrían llegar a ser. Indistintamente, una revisión médica será la única manera de salir de dudas.

1. Úlceras en la nariz y la boca.

Se caracterizan por ser erupciones rojas con el centro de color blanco. No ocasionan dolor pero si cierta incomodidad. Los especialistas indican que, junto a ellas, viene una sensación de sequedad bucal, comezón e hipersensibilidad. El 50% de pacientes con esta enfermedad sufren de llagas en nariz o boca. 

2. Piernas y tobillos hinchados.

El progresivo deterioro de los riñones hace que el cuerpo comience a retener líquido. Por acción de la gravedad, éste se deposita en un primer momento en tobillos y piernas.

3. Manchas en el rostro con forma de mariposa.

Suelen tener una coloración diversa que varía entre rojizo, morado o azulado, luciendo más o menos tenue. Se extiende sobre el área de la nariz y las mejillas. Generalmente viene acompañada de descamación de la piel. De acuerdo a la opinión de los especialistas, es el síntoma más importante para la detección del lupus.

4. Sensación de agotamiento recurrente.

En este sentido, se debe advertir únicamente cuando ocurre sin justificación aparente y con una frecuencia excesiva. Esta debilidad es ocasionada por el esfuerzo constante que debe hacer el cuerpo para luchar contra esta silenciosa enfermedad. 

5. Dolor o presión torácica.

Esta es una de las zonas más delicadas del organismo debido a que compromete al corazón y los pulmones. Por eso, cualquier molestia en ella debe ser atendida rápidamente. De manera particular, la acumulación de líquido en el cuerpo puede salirse de control, al punto de afectar estos órganos. También podría deberse al debilitamiento del sistema inmunológico. De cualquier forma, hay que prestarle mucha atención.

6. Dedos con terminaciones azuladas.

Debido a que esta enfermedad provoca dificultades en el sistema circulatorio, hace que se contraigan los vasos sanguíneos de las articulaciones del cuerpo, principalmente en pies y manos. Entonces, adquieren esta particular coloración y, por si fuera poco, se mantienen a baja temperatura y pierden progresivamente su agilidad, aunque sin llegar a límites peligrosos.

7. Inflamación de las articulaciones.

Esta es el principal malestar producido por el lupus. Lo más lamentable es que genera dolores intensos y la única alternativa es el consumo de fármacos, los cuales alivian las molestias más no atacan el problema de raíz.

8. Cuadros febriles frecuentes.

La mayoría pasa este síntoma por alto debido a que lo confunde con episodios de gripe. Además, vienen acompañadas de dolores de cabeza.

9. Caída desmesurada del cabello.

Hay quienes tienen predisposición a este problema. Sin embargo, el lupus hace que el pelo se desprenda en abundante cantidades, incluso mechones completos. Para quienes padecen esta enfermedad es un duro golpe a su autoestima (en especial para las mujeres); lo bueno es que, en la mayoría de los casos, resulta temporal.

10. Hipersensibilidad a la luz solar.

En algunas personas con lupus, luego de largos períodos de exposición al sol, la piel llega a inflamarse y verse enrojecida de una manera más intensa de lo normal. De hecho, hay quienes desarrollan dolorosas ampollas.

Un diagnóstico oportuno puede mejorar en gran medida la calidad de vida del enfermo.

Lamentablemente, no tiene cura, pero sí existen tratamientos paliativos lo suficientemente eficaces para minimizar las dolencias al punto de que la persona pueda llevar una vida lo más normal posible, aún durante los "brotes" característicos de esta enfermedad.

¿Alguna persona cercana a ti ha tenido que lidiar con esta penosa enfermedad? ¿Cómo le fue? Deja tus COMENTARIOS y no olvides COMPARTIR esta valiosa información con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR