10 Posturas de yoga fáciles de hacer que te ayudarán a moldear y tonificar tu cuerpo

10 Posturas de yoga fáciles de hacer que te ayudarán a moldear y tonificar tu cuerpo0shares

Cuando piensas en ejercicios para bajar de peso, quemar la grasa y fortalecer tu cuerpo, lo primero que te llega a la mente son prácticas de alto impacto como el CrossFit y usar las máquinas del gimnasio. Sin embargo, una práctica relajante como el Yoga también puede ayudarte.

De acuerdo a la profesora de yoga Gina Florio, existen ciertas posturas que pueden ayudarte a quemar  rápidamente la grasa, aún si eres un principiante. A continuación, te dejamos 10 posturas muy fáciles de hacer que te ayudarán a tener el cuerpo que siempre han deseado...

¡Sigue desplazándote para conocerlas!

Si te sientes motivada a practicar un poco de yoga ahora, entonces COMPARTE esta nota con tus amigos. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas.

1. Flexión de cuatro miembros.

Todos sabemos lo efectivas que son las flexiones de brazo, sin embargo, esta versión no solo te ayudará a tonificar tus brazos, sino también el pecho y los tríceps. Aunque aquí te recomendamos poner tus rodillas en el suelo para que tengas un poco de apoyo.

Arrodíllate en la parte delantera de tu colchoneta. Inhala para levantar tus brazos y exhala para doblarte hacia delante.

Entonces inhala nuevamente y estira tus brazos, espalda y mira hacia arriba. Ahora, mientras exhalas, párate y baja tu cuerpo para quedar en la posición de flexión. Entonces mantén tu cuerpo paralelo al suelo. Presiona tu abdomen y mantén la posición mientras realizas 5 respiraciones.

2. Curva delantera de patas anchas.

Este estiramiento a larga tus muslos de las piernas y los fortalece al igual que la parte posterior de tu cuerpo. Párate con los pies abierto a una distancia de 90 centímetros, con los talones ligeramente más hacia afuera que los dedos de los pies.

Entonces dóblate hacia delante, presionando las caderas y guiándote con el pecho.

Toca tus dedos gordos del pie con tus manos. Si no puedes alcanza tus dedos, entonces coloca tus manos en la parte más baja de tus piernas que puedas alcanzar. Y mantén los hombros relajados, lejos de las orejas. Ahora usa tus abdominales para acercar tu torso a los muslos y mantén la posición durante 5 respiraciones.

3. Perro mirando hacia abajo.

Aunque luzca muy fácil, en realidad te ayuda a tonificar tus hombros, la parte superior del cuerpo y tus femorales. Pon tus muñecas debajo de los hombros y tus rodillas deben estar a la par de tus caderas.

Inhala lentamente mientras pones tus dedos debajo de los talones. Y exhala para levantar tus caderas, formando una "V" invertida, estirando tu cuerpo hacia delante.

Extiende tus dedos y estira tus brazos, creado una línea recta. Ahora endereza las piernas y asegúrate de que tus talones estén en el suelo. Relaja tu cabeza y dirige una mirada hacia tu ombligo o a través de tus piernas. Mantén esta posición durante 5 respiraciones.

4. Langosta.

Esta postura te ayuda a fortalecer la columna vertebral. Recuéstate sobre tu vientre mientras mantienes tus piernas juntas. Entonces coloca los brazos a los lados con las palmas hacia arriba.

Cuando inhales, debes levantar las piernas, la cabeza y la parte superior de tu cuerpo.

Y a medida que respiras, irás extendiendo la corona de tu cabeza tan lejos de los dedos de los pies como te sea posible, trabajando de esa manera tu columna vertebral. Mantén la posición durante 5 respiraciones y luego relaja.

5. Guerrero inverso.

¿Deseas reducir tu cadera? Entonces esta es la postura que necesitas. Comienza haciendo la postura del perro hacia abajo. Entonces pasa tu pie derecho hacia tus manos y levanta tus caderas, brazos y pecho.

Entonces, arquea suavemente la espalda y apoya tu mano izquierda en la parte posterior de tu pierna izquierda.

Levanta tu brazo derecho, estirándolo y asegúrate de seguir bajando las caderas, mientras presionas la rodilla delantera hacia delante para que quede directamente sobre el tobillo derecho.

6. Cobra.

Este ejercicio es genial para fortalecer tu espalda y columna. Primero acuéstate sobre tu viente con las piernas y rodillas juntas, y los brazos extendidos hacia el frente.

Entonces levanta tu cabeza del suelo, manteniendo tus caderas y muslos en el piso, pero arqueando un poco la parte baja de tu espalda.

Relájate, mientras mantienes la mirada hacia delante y toma 5 respiraciones. Entonces baja tu torso.

7. Guerrero 1.

Este ejercicio es genial para las caderas. Comienza con la posición del perro hacia abajo. Entonces pon tu pie derecho hacia delante de las manos.

Luego gira el talón izquierdo, presiona los pies y alza tu cuerpo.

Ahora, levanta tus brazos y junta las palmas en el aire. Baja tus omóplatos hacia tus cadera y mira tus manos. Quédate en esa posición durante 5 respiraciones. Luego regresa a la posición de perro boca abajo y repite este proceso con el otro lado.

8. Guerrero 2

Esta pose clásica te ayuda a tonificar piernas y glúteos. Pasa tu pie derecho delante de tus palmas y haz el guerrero 1.

Entonces, extiende tus brazos como una "T" mientras giras el torso hacia la izquierda.

La idea aquí es que tu muslo delantero esté paralelo al suelo y tu rodilla está en línea recta con tu tobillo derecho. Mantén esta postura durante 5 respiraciones. Entonces da un paso hacia delante y repite del otro lado.

9. Bote.

¡Es hora de fortalecer tu cuerpo! Siéntate sobre una colchoneta. Entonces dobla tus rodillas y levanta los pies del suelo, equilibrándote con tu trasero.

Mantén la columna recta y estira las piernas tanto como puedas.

Si te resulta muy complicado, puedes hacerlo con las rodillas flexionadas. Mantén esta postura durante 5 respiraciones y relaja.

10. Plancha lateral.

Esta variación de la plancha te permitirá tonificar la parte superior de tu cuerpo. Inicia con la postura del perro hacia abajo. Pon ambos pies juntos para que los dedos gordos se toquen.

Entonces mueve la mano derecha hacia la izquierda para que quede en el entro de la colchoneta. 

Muévete al lado derecho y pon la planta el talón derecho para equilibrar el borde del pie y apilar los pies uno sobe otro. Ahora levanta el brazo izquierdo y, si puedes, mira hacia tu palma. Mantén esta postura durante 5 espiraciones y relaja.

Y tú, ¿qué esperas para poner en práctica estos consejos?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

Fuente: Gina Florio.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR