10 Métodos científicamente comprobados que te ayudarán a prevenir el Alzheimer

10 Métodos científicamente comprobados que te ayudarán a prevenir el Alzheimer0shares

Como todos sabemos, la enfermedad de Alzheimer es una forma de demencia que poco a poco destruye nuestra capacidad de pensar, recordar y de realizar algunas tareas simples, teniendo un impacto devastador en la calidad de vida de las personas que la padecen.

Si bien, existen factores de riesgo de esta enfermedad que no podemos controlar, como la edad y la genética, existen otros que sí podemos evitar. A continuación, te dejamos 10 métodos científicamente comprobados que te ayudarán a reducir el riesgo de desarrollar esta terrible enfermedad... ¡Sigue desplazándote para conocerlos!

Si no conocías algunos de estos métodos, entonces COMPÁRTELOS con tus amigos, puede que ellos también los desconozcan. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas al respecto.

1. Cuida tu corazón.

El primer paso para cuidar tu cerebro es cuidando tu corazón, eso se debe a que las enfermedades cardiovasculares y demencia tienen factores de riesgos bastante similares. Y con esto decimos que debes cuidar tu presión arterial, colesterol y, por supuesto, tu peso.

2. Ingerir comidas buenas para el cerebro y corazón.

No es raro, entonces, que la comida que es buena para tu corazón también lo sea para tu cerebro, ya que debes mantener las arterias limpias y así tener un buen flujo de sangre a través de las células de tu cerebro.

Por lo tanto, debes comer muchas frutas, verduras, alimentos ricos en fibra y granos integrales.

Tampoco debes olvidar consumir grasas saludables, como las que contienen el aceite de oliva, las nueces. Y el Omega-3 no debe faltar en tu dieta, así que asegúrate de comer pescado.

3. Sé más activo.

Hacer ejercicio físico de manera regular es una gran forma de reducir el riesgo de Alzheimer. Los científicos han demostrado que las personas que realizan actividad física de intensidad moderada tienen un mayor volumen en las partes del cerebro que se encargan de la memoria, la concentración, el aprendizaje y la planificación. Por lo tanto, las personas que son activas físicamente tienen menos posibilidades de desarrollar demencia.

4. Dile NO a los carbohidratos refinados.

Estudios han demostrado un vínculo entre la diabetes y el Alzheimer, por lo que debemos considerar controlar la cantidad de azúcares que consumimos en forma de carbohidratos refinados.

Los carbohidratos refinados son azúcares y almidones que no vienen en forma de un alimento natural entero.

Un ejemplo de ellos son los jugos procesados y la pasta. Puedes buscar en Internet una lista más detallada de carbohidratos refinados. Aunque lo importante aquí es enfocarte en consumir frutas y verduras frescas, además de carnes y granos integrales.

5. Cuida tu cabeza.

Puede que sea una recomendación bastante obvia, pero algunas personas no tienen en cuenta que las lesiones en la cabeza pueden asociarse con la demencia. Puedes reducir este riesgo con simplemente usar casco cuando realices actividades de riesgo.

6. Cuida tu salud mental.

Los problemas de salud mental también pueden llevarse a sufrir de Alzheimer. Por ejemplo, si sufres de depresión, es importante que consigas ayuda a tiempo, ya que esta enfermedad también está asociada con la demencia.

Estudios han demostrado que la depresión tienen efectos físicos en el cerebro, causando un deterioro cognitivo a largo plazo.

Por lo tanto, no dudes en consultar a un profesional en caso de sufrir cualquier otra enfermedad mental.

7. Deja de fumar.

Como bien sabes, fumar es malo para la salud en todos los aspecto. Ya que no solo es malo para tus pulmones y para el corazón, sino que aumenta el riesgo de deterioro cognitivo, lo que te llevará a sufrir demencia. 

8. Lleva una dieta "MIND" (Mente).

Estudios han demostrado que seguir esta dieta específica puede ayudarte a reducir más de un 50% el riesgo de Alzheimer. Lo más sorprendente de todo, es que esta dieta está llena de alimentos deliciosos e incluso te deja tomarte una copa de vino a diario (aunque no estamos sugiriendo que lo hagas).

Aquí te dejamos los alimentos que esta dieta te permite consumir:

  • Verduras de hoja verde (como espinacas y hojas de ensalada): al menos seis porciones a la semana
  • Otras verduras: al menos una por día
  • Nueces: cinco porciones por semana
  • Bayas: dos o más porciones a la semana
  • Frijoles: al menos tres porciones por semana
  • Granos integrales : tres o más porciones al día
  • Pescado: una vez a la semana
  • Aves de corral (como pollo o pavo): dos veces a la semana
  • Aceite de oliva: Úsalo como tu aceite de cocina principal.
  • Vino: un vaso al día

9. Socializa con tus amigos y familiares.

Estudios han demostrado que las fuertes conexiones sociales reducen el riesgo de Alzheimer. Por el momento, no se tiene claro por qué ocurre esto, pero los expertos señalan que puede deberse a que la estimulación social que fortalece las conexiones entre las células nerviosas de nuestro cerebro.

10. Vuélvete más inteligente.

Estudios han demostrado que hacer trabajar a tu cerebro, desafiándolo constantemente, puede ayudarte a evitar la demencias y a desarrollar otras enfermedades mentales.

Por lo tanto, te sugerimos que pruebes hacer nuevos estudios.

Aunque también puedes hacer otras actividades más sencillas, como completar un rompecabezas, construir algún mueble o incluso leer un libro. Desafiar a tu mente tiene grandes beneficios para ti.

Y tú, ¿conocías estos métodos para evitar el Alzheimer? ¿Conoces algún otro?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR