10 Graves errores que todos cometemos cuando lavamos nuestra ropa

10 Graves errores que todos cometemos cuando lavamos nuestra ropa0shares

Desde la invención de la lavadora eléctrica en la década de 1900, el proceso de lavado se volvió muchísimo más fácil y rápido. Pero es debido a esa gran facilidad, nos hemos vuelto más perezosos a la hora de lavar y olvidamos algunos pasos/reglas elementales que debemos tener en cuenta cuando lavamos nuestras prendas.

A continuación, te presentamos algunos de los errores más comunes que todos cometemos y que pueden arruinar nuestra ropa, e incluso dañar la lavadora. Estamos seguros que notarás un gran cambio en tu ropa al dejar de cometer estas terribles equivocaciones...

¡Sigue desplazándote para conocer estos errores!

Si no habías notado estos errores antes, entonces COMPARTE esta nota con tus amigos, ellos también deben conocerlos. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas al respecto.

1. No lavar la lavadora

Algunas lavadoras, sobre todo los modelos antiguos, tienen un filtro que recoge la pelusa que debe lavarse después de cada ciclo. Pero en caso de no disponer de mucho tiempo, trata de hacerlo una vez al mes. En el manual encontrarás las instrucciones para sacarlo y límpialo con un cepillo de dientes viejo y un poco de jabón.

Las lavadoras nuevas puede que no tengan esta pieza, pero igual se debe limpiar al menos una vez al mes

Existen tabletas de limpieza o soluciones líquidas especiales para ello, aunque algunas personas recomiendan correr un ciclo de lavado con un poco de vinagre para hacer ese lavado mensual. ¡Nosotros te recomendamos seguir las instrucciones del manual!

2. Usar ropa nueva sin lavarlas primero

A todos nos encanta el olor a ropa nueva y por eso nos gusta usarla inmediatamente después de comprarla. No obstante, debes saber que la ropa nueva puede botar cierto tinte al mojarse, que podría mancharte o a ti o a otra prenda.

Por esa razón, lo mejor es que laves ese nuevo artículo con solo prendas de colores similares antes de usarlo por primera vez

Así evitarás  que el resto de tu guardarropa se manche luego del lavado. Otra opción es lavar la prenda de manera manual e individualmente.

3. No darle importancia a las fundas de almohada

Generalmente, la ropa de cama no necesita pre-lavarse, de acuerdo a los expertos, por lo que solo se necesita un programa regular con agua tibia. Aunque esto no siempre es cierto con las fundas de almohada.

Antes de lavar tus fundas con el resto de la ropa de cama, verifica si hay manchas de maquillaje o crema facial antes de meterlas a la lavadora

En caso de haber manchas, usa un quitamanchas o un régimen de prelavado. Así tu ropa de cama quedará totalmente limpia.

4. No regular la velocidad del centrifugado final

La velocidad del centrifugado final debe variar de acuerdo al tipo de tejido que estás lavando. Este proceso se mide en revoluciones por minuto, Por ejemplo, La ropa de algodón puede soportar hasta 600 RPM, mientras que las toallas y sábanas de algodón hasta 1400 RPM.

No obstante, las telas delicadas solo soportan hasta 400 RPM, mientras que los jeans pueden tolerar hasta 900RPM

Exceder de esas velocidades puede causar agujeros en la ropa y desgastar la tela.

5. Lavando el lado equivocado

Justo después de haber vaciado los bolsillos de tus jeans, voltéalos para que queden al revés. Esa parte también debe ser lavada.

También voltea las prendas como suéteres o camisas de algodón

Eso evitará que la tela se dañe y luzca desgastada.

6. No clasificar los calcetines

Si lavas tus calcetines junto al resto de tu ropa, puede que tengas problemas para encontrarlos, aunque tampoco es necesario que laves los calcetines por separado.

Lo que te recomendamos es que laves los calcetines en el interior de una bolsa de malla, así no se extraviarán

O prueba usar una funda de almohada, en caso de no contar con una bolsa de malla.

7. Ruinas de tela con lejía

Asegúrate de mezclar muy bien la lejía con el agua antes de sumergir la ropa e intenta no usarla en exceso, ya que podría terminar con muchísimos agujeros que debilitaría la tela de tu ropa.

Eso sin mencionar que el exceso de lejía puede manchar la ropa blanca y darle un tono amarillento

8. No usar limpiador antibacterial para la ropa

No, no estás leyendo mal, realmente existe un limpiador antibacterial para la ropa y es ideal en los casos en que un miembro de la familia está enfermo, para que así no queden bacterias en la ropa.

En los casos de ropa blanca, se puede usar un poco de cloro

Aunque debes seguir con detenimiento las instrucciones de la botella del limpiador.

9. Ignorar las instrucciones de “limpieza en seco”

Las etiquetas de "limpiar en seco" o "solo lavado a mano" deben tomarse muy en serio, ya que están ahí para cuidar tu ropa.

Existen prendas que si pueden requerir de un cuidado especial, como las que están hechas de gamuza y cuero

10. Sobrecargar la lavadora

Puede que tu lavadora luzca grande y parezca tener muchísimo espacio para llenar. No obstante, los expertos recomiendan siempre dejar un espacio suficiente.

Intenta dejar siempre un espacio libre para  que así la ropa pueda moverse fácilmente entre los ciclos y se enjuague adecuadamente

Y tú, ¿cometes algunos de estos errores?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR