10 Fotografías del “Desastre de Chernóbil” que muestran sus aterradoras consecuencias.

10 Fotografías del “Desastre de Chernóbil” que muestran sus aterradoras consecuencias.0shares

El 26 de Abril de 1986 explotó el reactor nº 4 de la planta Nuclear de Chernobyl (Chernóbil), impactando al mundo con la mayor tragedia humana y ecológica de todos los tiempos, sólo comparable con la más reciente de Fukushima.

Desde entonces, las radiaciones han envenenado la vida de aproximadamente 8 millones de personas de Bielorrusia, Ucrania y Rusia, quienes no conocían con claridad las consecuencias que la catástrofe podía generar en su salud.

Después del accidente, se inició un proceso masivo de descontaminación, contención y mitigación que desempeñaron aproximadamente 600 000 personas denominadas liquidadores en las zonas circundantes al lugar del accidente y se aisló un área de 30 km de radio alrededor de la central nuclear conocida como zona de alienación, que sigue aún vigente. Solo una pequeña parte de los liquidadores se vieron expuestos a altos índices de radiactividad.

En los días subsiguientes a la explosión, comunidades enteras fueron evacuadas...

Ya que los niveles de radiación en sus hogares eran extremadamente perjudiciales para la salud. Trece años después del terrible accidente la ayuda social para las víctimas, así como el cuidado y asistencia médica, eran aún poco comunes y difíciles de obtener.

Después del accidente, se inició un proceso masivo de descontaminación, contención y mitigación.

Que desempeñaron aproximadamente 600 mil personas denominadas liquidadores en las zonas circundantes al lugar del accidente y se aisló un área de 30 km de radio alrededor de la central nuclear conocida como zona de alienación, que sigue aún vigente. Solo una pequeña parte de los liquidadores se vieron expuestos a altos índices de radiactividad.

Con la explosión, materiales radioactivos contaminaron el ambiente...

 Lo que provocó la muerte de centenares de personas en Ucrania, Bielorrusia y Rusia.

Según fuentes la cantidad de material tóxico liberado fue 500 veces mayor a la de la bomba atómica lanzada en Hiroshima.

Y hoy a más de 30 años desde el accidente, se puede notar las secuelas en parte de la población.

Esto llamó la atención de la fotógrafa Jadwiga Bronte...

Quien decidió realizar un proyecto fotográfico llamado “The invisible people of Belarus”, en español: “La gente invisible de Bielorrusia”.

Por lo que se trasladó hasta el lugar para capturar con su cámara los rostros de quienes todavía se ven afectados por ese terrible evento.

En su recorrido visitó instituciones gubernamentales conocidos como “internados”.

 Lugares en los que habitan estas personas. Y a continuación te mostraremos lo que encontró:

1. La zona quedó vetada del mundo...

Y al parecer también sus habitantes.

2. Nadie entra ni sale sin tener antes autorización.

3. La esperanza está perdida de un mundo que parecía progresar en la industria nuclear.

4. Adentro es otro mundo. 

Uno que parece futurista, la realidad de lo que nos espera si dejamos de esforzarnos por cuidar nuestro hogar, un planeta cada día más devastado.

5. Pero en ese mundo que parece no tener vida, aún hay resquicios de aquellos que permanecieron en su hogar.

6. No son muertos pero el olvido de un mundo ajeno a ellos, parece ser su tumba.

7. Malformaciones y enfermedades los aquejan. 

8. Permanecen como en un lugar desierto en el que son sombras fantasmagóricas que solamente yacen de pie.

9. Esas familias han logrado sobrevivir treinta años comiendo y bebiendo productos contaminados.

10. Ellos continúan y la vegetación crece.

Pues, según los científicos, tanto plantas como humanos pueden llegar a acostumbrarse a niveles de radiación.

Su vida es un pasaje insólito y esperanzador de vida en un sitio donde la historia parecería haber dejado todo muerto.

“Los residentes de las instituciones que visité son personas increíbles, bellas y fuertes. Deseo mostrar a través de mi trabajo que los discapacitados son capaces de estudiar, trabajar, entablar relaciones duraderas y contribuir a la sociedad. Siento que existe cierta felicidad espontánea en todos mis retratos y espero que los observadores también sean capaces de verla. Trabajar en un tema tan delicado resulta difícil, siempre recibes críticas. Sin embargo, creo que la gente siempre debería conocer la verdad”, escribió la fotógrafa en su proyecto. Jadwiga Bronte.

El desastre aún se siente sobretodo en sus miradas perdidas y en el silencio que reina. 

¿Sabías sobre los estragos que causó este accidente? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR