10 errores más comunes que cometen los padres en la crianza de sus hijos

10 errores más comunes que cometen los padres en la crianza de sus hijos0shares

Por más que quisiéramos, no existe ningún manual para ser padres. Cada quien acumula su propia experiencia en este tema a medida que se interrelaciona con sus hijos, haciendo los ajustes que considere pertinentes progresivamente con el paso del tiempo. De manera general, tendemos a copiar los estilos de crianza de nuestros padres, aunque es bien sabido que las circunstancias de ese entonces eran muy distintas a las de ahora, por lo cual hay situaciones de las cuales no tenemos ningún referente previo y no queda más remedio que improvisar.

Los expertos en crianza infantil se han dedicado a recopilar la evidencia suficiente para realizar algunas recomendaciones acerca de cuáles comportamientos de los padres influyen tanto positiva como negativamente en el desarrollo integral de los niños, precisando una serie de errores que podrían atentar contra su salud emocional. Buenamente.com reunió a continuación 10 de los más recurrentes para que procures evitarlos a toda costa. El futuro de tus hijos vale la pena el esfuerzo.

1. Premiar a sus hijos únicamente con objetos materiales

Este comportamiento es propio de aquellos padres que pasan mucho tiempo fuera por cualquier motivo y piensan que su ausencia podría ser compensada con juguetes, comida u otro tipo de costosos artículos. También se da cuanto los adultos, en su niñez, vivieron en una profunda pobreza y quieren brindarle a sus hijos todo aquello que ellos no pudieron tener.

Esto hace que los niños midan el afecto de las personas por las cosas que le dan

De allí en adelante, todas sus relaciones personales se basarán en el más puro materialismo. Esto eventualmente les traerá serios problemas puesto que llegará un momento en el que nada los hará sentirse satisfechos, siendo lógico por cuanto su carencia es en realidad del tipo afectivo.

2. No decirles 'Te quiero'

A todos nos gusta escuchar estas palabras de nuestra pareja y amigos. ¡Cuánto más, entonces serán importantes para un niño! Sin embargo, algunos piensan que es suficiente con ocuparse en su educación, proveerles lo necesario para su sano desarrollo y brindarles su compañía.

A veces, la rutina influye negativamente en las demostraciones de cariño de los padres hacia sus hijos

Es comprensible más no aceptable. Si un niño no se sabe amado por las personas más importantes de su vida, que son sus padres, buscará desesperadamente satisfacer esta necesidad. Muchas pataletas podrían evitarse con tan solo repetir 'Te quiero' un par de veces al día. 

3. Asumir que los niños tienen la misma perspectiva de las cosas que los adultos

Esto pasa con más frecuencia de lo que a la mayoría nos gustaría admitir. Nuestro razonamiento es muy distinto al suyo, por cuanto no cuentan con las herramientas suficientes para analizar las situaciones a profundidad.

Necesariamente hay que ponerse en el lugar del niño para poderlo comprender

Los adultos estamos llenos de prejuicios que influyen en nuestra percepción de la realidad. Si acaso te es imposible pensar como tu hijo, no temas en preguntarle de frente sobre su opinión o apreciación. Eso es mejor antes que asumir su posición de manera errada.

4. Intentar ser 'amigo' de sus hijos en vez de una figura de autoridad paternal

Esto lo hacen con la finalidad de demostrarle una mayor empatía. Bajo ninguna circunstancia, la relación de padres e hijos podría semejarse a una de amistad.

El respeto se pierde por completo con este comportamiento

La camaradería permite cosas que de ninguna manera podría hacerlo un padre pues su trabajo es educar y corregir oportunamente a sus hijos, aunque eso vaya en contra de sus propios deseos.

5. Compararlos con otras personas

Cada niño tiene su propio ritmo y se siente mal cuando su padre o madre cae en este comportamiento.

Los problemas de autoestima durante la adolescencia son alimentados de esta manera durante la niñez

6. No crear espacios para fomentar la comunicación

Esta es la única manera en que podrán entenderse mutuamente

Aparte de consolidar sus vínculos afectivos filiares.

7. Negarles el derecho de ser escuchados

De no ser así, se acostumbrarán a tener una actitud sumisa y desvalorar sus pensamientos.

8. Gritarles con mucha regularidad

La modulación de nuestra voz denota lo que sentimos. Está claro que cuando nos exaltamos levantemos la voz más de la cuenta, pero debemos esforzarnos por no perder la paciencia demasiado rápido.

9. Caer en la sobreprotección

Hacerlo evita que puedan experimentar con el mundo que les rodea y aprender por cuenta propia.

10. No asignarles ninguna responsabilidad

Sabemos que un niño de 5 años no puede prepararse su propia comida ni lavar los platos. Sin embargo, recoger sus juguetes, regar las plantas o hacer su cama sí son actividades que están a su alcance. 

Si no quieres fomentar en ellos la holgazanería, procura delegar sobre sus hombros alguna tarea sencilla del hogar

Al mismo tiempo, los hará sentirse útiles e importantes para toda la familia. ¡A quién no le gustaría eso!

¿Cuál de estos errores te ha traído más problemas? COMENTA y COMPARTE con tus amigos esta valiosa información

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR