10 Cosas verdaderamente asquerosas que hacen las parejas que están realmente enamoradas

10 Cosas verdaderamente asquerosas que hacen las parejas que están realmente enamoradas24shares

El amor es algo sorprendente, nos lleva a experimentar todo un abanico de emociones y a vivir cosas que jamás imaginaríamos que fuésemos capaces de sobrellevar. Y es precisamente eso lo que hace tan mágico el amor y las relaciones de pareja.

Sin embargo, si hay algo que verdaderamente puede poner a prueba toda relación amorosa, es la convivencia. Cuando vives junto a tu pareja todo cambia, pues ya compartes tu vida con otra persona; los momentos románticos dejan de ser situaciones emocionantes sino que pasan a ser eventos cotidianos y empiezas a despojarte de algunas inhibiciones que siempre intentaste ocultar.

A continuación, te revelamos un listado de cosas MUY asquerosas que hacen las parejas verdaderamente enamoradas cuando viven juntos. Si alguna vez has vivido con tu [email protected], entonces estamos seguros que te sentirás [email protected] con algunas de estas cosas.

1. Pasar días juntos sin bañarse.

Las citas románticas en restaurantes y paseos nocturnos en parques son cosas que sólo se hacen en la etapa del noviazgo, pero cuando se empieza a vivir juntos todo eso muere y se comienzan a valorar más los aburridos momentos en casa.

De hecho, para las parejas que viven bajo el mismo techo no hay nada mejor que quedarse viendo televisión mientras ordenan algo de comida rápida.

Y dado a que no van a salir, no hay necesidad de tomarse un baño para alistarse. ¡Es hasta ecológico vivir en pareja!

2. Tirarse pedos frente al otro.

En la etapa del noviazgo jamás se nos ocurriría soltar un pedo frente a la persona que amamos. ¡Qué vergonzoso sería que oliera nuestros gases!

Pero cuando ya han superado toda barrera y se tienen la confianza suficiente para vivir juntos, eso deja de ser un problema.

Hasta se llegan a hacer bromas al respecto.

3. Besos con aliento mañanero.

Seamos claros, nadie tiene un aliento refrescante por la mañana. ¡NADIE!

Sin embargo, cuando duermes con una persona todas las noches, ese aliento "mañanero" deja de ser un inconveniente.

De hecho, muchas parejas comparten saliva y se dan amor apenas se despiertan.

4. Compartir el cepillo de dientes.

Prestar nuestro cepillo de dientes es algo que preferiríamos no hacer, pero cuando se vive en pareja, esa prioridad cambia y hasta se vuelve es un acto íntimo entre la pareja.

De todas formas, ya comparten su saliva cuando se besan.

¿Qué diferencia habría de hacerlo con el cepillo de dientes?

5. Quitarse los granos mutuamente.

Si hay algo que hacen todas las parejas que se sienten con extrema confianza es exprimir los barritos y espinillas de su acompañante.

Esto hasta se vuelve en una actividad bastante entretenida para algunas mujeres.

6. Ayudarse a vomitar.

Si hay algo que demuestra el amor y confianza que existe entre una pareja, es que se ayuden cuando el otro está enfermo y vomitando en el baño.

Si tu amor te sostiene el cabello mientras vomitas o se acerca al baño para checar cómo estás, entonces puedes tener por seguro que te ama.

Hasta te cuidan cuando estás enfermo.

7. Usar el baño con la puerta abierta.

Luego de vivir por tanto tiempo juntos, la privacidad comienza a adquirir otro significado. ¡Al punto que te da igual que vea lo que haces en el baño!

De hecho, muchas parejas hacen sus necesidades mientras que el otro se baña o se cepilla los dientes.

Y créeme, para ellos no resulta nada asqueroso.

8. Revisar si el otro tiene mal olor.

Veamos, si ya nos da igual bañarnos y tirarnos pedos frente a nuestra pareja, ¿qué habría de malo en pedirle que checaran nuestro olor?

Muchas parejas con extrema confianza revisan el aliento y olor de las axilas de su compañero.

Y frases como "¿esta camiseta huele muy mal?" se hacen algo rutinario.

9. Comer desesperadamente sin avergonzarse.

En la etapa del noviazgo, salir a comer es algo sumamente diferente a nuestra forma habitual de comer. Por lo regular, las chicas ordenan ensalada en su primera cita y los hombres no se atreven a comer con las manos.

Pero cuando empiezan a vivir juntos, enseñan su verdadera esencia y comen como quieren sin que les de pena.

No hay nada más hermoso que comerte una pizza gigantesca con tu pareja.

10. Quitarse los vellos.

En ocasiones, no podemos ver todos nuestros vellos, por lo que un poco de ayuda no vendría mal.

Incluso muchas chicas ayudan a sus novios a depilarse la espalda.

Y tú, ¿cuál de estas cosas has hecho con tu pareja?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR